Abhoth
Ab

Fuente de Inmundicia. Es una criatura relacionada con la suciedad y la enfermedad. Es posible que esté relacionado con Shub-Niggurath. A esto hay que añadir la presencia de tentáculos retráctiles dotados de órganos sensoriales capaces de detectar y analizar mediante el tacto a los intrusos. Generalmente se le representa con variedad de ojos y mandíbulas flotando en su superficie viscosa, así como con miembros de diversas características flotando en su légamo.

Abhoth vive en la Caverna de los Arquetipos, bajo el Monte Voormithadreth, en Hiperbórea aunque hay quienes dicen que habita en las cavernas que hay muy por debajo de Dunwich, o posiblemente bajo los Picos de la Barrera Gris de las Tierras del Sueño. La colonia hiperbórea de Krannoria lo reverenciaba, pero al final fue destruida por su desagradecida deidad. También se menciona a un Abhoth el Oscuro en muchas inscripciones hititas. Abhoth no parece preocuparse de la existencia de tales cultos, y no es probable que les conceda ningún favor. Exige sacrificios de vez en cuando, pero puede conseguírselos él mismo disfrazándose con una ilusión y atrayendo a víctimas desprevenidas.

Abhoth se pasa el día creando engendros que deben escapar de la superficie pegajosa de su progenitor para evitar ser reabsorbidos por él. Los que se salvan reciben el nombre de Hijos de Abhoth. Pero, a pesar de lo irracional de su comportamiento, Abhoth no carece de inteligencia: es capaz de comunicarse mentalmente con humanos si estos sobreviven al encuentro telepático. Algunos han atribuido la creación de todo mal a Abhoth, pero esto parece poco probable.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License