Aklo
Aklo

El Aklo fue inventado hace 1,5 millones de años por los Hombres Serpiente de Valusia, presumiblemente para ser empleado por los sacerdotes como lengua ritual. Se cree que dicho idioma en realidad les fue revelado por los Dioses Primigenios y los Dioses Exteriores, ya que estos seres responden a su llamada si esta se ha realizado por medio del Aklo.

Con el tiempo, el Aklo sería transmitido a determinados sacerdotes y cultistas humanos, que comenzarían a emplearlo en ritos generalmente clandestinos. De este modo habría sobrevivido hasta la actualidad en el seno de ciertas sociedades secretas.

El término Aklo también se puede usar para referirse a una serie de rituales mágicos o a un momento específico en el que se debe realizar un ensalmo. En el libro Remarks upon Alchemy, de E. A. Hitchcock, se hace referencia a los inalcanzables secretos de las Tablillas Aklo, una serie de inscripciones que aparecen reproducidas en el libro Restos Arqueologicos de los Imperios Perdidos de Otto Dostmann.

Es posible que Alonso Typer, un ocultista de cierto renombre, leyera estas inscripciones u otras similares, puesto que en su diario describió rituales conocidos como las Fórmulas Aklo, una colección de encantamientos relacionados con la invocación y el control de ciertos seres extradimensionales. La tercera de estas fórmulas sirve para hacer visible lo invisible, pero el uso correcto de las demás sigue siendo un misterio.

Dado que el idioma Aklo todavía está en uso hoy en día, ciertos cultistas y hechiceros pueden tener registros y códices en este idioma. Uno de los registros públicos más conocidos del idioma Aklo se encuentra en el Unaussprechlichen Kulten, que contiene una clave para descifrar el sistema de letras Aklo y un diccionario rudimentario. Tambien existen las llamadas Revelaciones de Aklo, una colección de 48 escritos en Aklo. Se dice que hay una revelación número 49, que la humanidad solo aprenderá cuando Gla'aki llame a la humanidad hacia él.

Cierto ocultista ha sugerido que el Aklo guarda muchas similitudes con el Enoquiano, la lengua prehumana que, supuestamente, John Dee descubrió mediante su contacto con los Angeles y que algunos colectivos ocultistas han venido utilizando hasta la actualidad.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License