Akushin Kage
Akushin

Akushin Kage (Sombra Maliciosa) es uno de los avatares de Nyarlathotep en el territorio de Japón. En su forma habitual, aparece como un hombre vestido con una armadura samurái negra de placas livianas, que conjuga tanto un estilo ceremonial como uno práctico para el combate. Donde su cara habría de estar, no hay sino una multitud de bocas. En las zonas no cubiertas por la armadura se puede notar algo moviéndose. Durante la historia del país, ha causado multitud de guerras y enfrentamientos. Se cree que fue sino Oda Nobunaga, el Señor de la Guerra, al menos, en su forma más humana, denominada Señor Oscuro de la Guerra, la cual inspiró obras como Kuragari no shūkai (Colección de la Oscuridad), usados por un clan ninja cuyos miembros llevarían a cabo matanzas con un poder antinatural.

Actualemnte tiene la forma de hombre de negocios japonés de unos cuarenta años con aspecto autoritario pero de gran carisma de la empresa Industrias Pesadas Yotsubishi que propugna en las salas de juntas una edad dorada para el imperio japonés, lo que atrae a los nacionalistas nipones más conservadores.

El culto de Akushin Kage data de antes del Siglo XX. Por aquel entonces, era tratado como un kami de la guerra que desataba su ira contra los enemigos. Su culto decayó debido a lo impredecible de los actos de este ser a ojos de los cultistas. No obstante, aún existen grupos que lo invocan con un hechizo o recitando textos del libro el Jardín Rocoso del Infinito, ya sea para obtener conocimiento o la victoria sobre sus enemigos.

Las invocaciones tienen lugar los días de luna nueva y en las noches más oscuras. Tradicionalmente, se realizan en lo profundo de cuevas donde no entre la luz del Sol. Si bien inicialmente aparece como la sombra de una armadura sobre una pared, utiliza el cuerpo de uno de los presentes para comunicarse con voz susurrante y áspera mientras la pobre víctima no para de sangrar por orificios, ojos, oídos e incluso uñas, lo que puede llevar a la muerte tras la celebración o incluso durante su transcurso, dejando al cadáver poseído en un estado parecido al de una marioneta. Si es invocado al leer el Jardín Rocoso del Infinito, ya sea de forma accidental o no, Akushin Kage reclamará el alma del lector y la trasportará al Jigoku para su tortura. Si el lector accede a servir a esta máscara de Nyarlatothep, se le dará una nueva forma de Oni para llevar su cometido.

Como se puede deducir, se trata de un formidable oponente. Para quienes desconozcan su existencia, es casi invisible, ya que se confunde con las sombras. En su forma típica, no solo blande una katana, sino que también puede extender dos pseudópodos desde sus sombras. El toque de estos es helador. También puede extender sus bocas para morder y usar como arma arrojadiza su propia sangre, la cual gotea de su armadura y tiene efecto corrosivo. Los cultistas pueden recogerla cuidadosamente para un uso posterior.

Por si no fuera poco, Akushin Kage puede desplegar conocimiento mágico y de invocación. Aparte de invocar a seres como Shantaks y Flautistas Amorfos, conoce poderes de creación de Yōkai como los Oni o los Tatsu. Si por casualidad fuera vencido, esto no significaría su muerte, sino simplemente su retirada. Ahora bien, si se lee el texto Namu Amida Butsu en su presencia, se podría desterrar de la Tierra durante 108 años.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License