Averoigne
Image Unavailable

Es una provincia de la Francia medieval. En la antigüedad, Averoigne estuvo poblada por una tribu de galos, llamada los Averones. Estableciendo unos pocos asentamientos en la región, esta fue fortificada cuando el Imperio Romano absorbió la región. Con la expansión del cristianismo a través del Imperio, fueron construidas muchas iglesias y monasterios sobre las ruinas de los templos druidicos. La mayor de todas fue la gran catedral construida en Vyonnes, completada en 1138. Es de destacar, que el paganismo sigue perviviendo en la región con gran fuerza, sobre todo los cultos druídicos. Averoigne está localizada en la mitad sur de Francia. La mitad norte del territorio está dominada por la ciudad amurallada de Vyonnes. En la parte sur se encuentra el pueblo de Ximes; la vía principal de Averoigne es la que une estas dos localidades, discurriendo a través de un denso y oscuro bosque que se extiende por toda la provincia. El río Isole, que nace en las montañas al norte y alimenta el pantano al sur, es la principal vía de agua de la provincia. Otros pueblos y villas localizadas en Averoigne incluyen Moulins, Les Hiboux, La Frenâie, Touraine, Santa Zenobia y Périgon.

En el bosque pueden encontrarse ruinas encantadas como las del Château des Fausseflammes y la fortaleza de Ylourgne. rodeada por un denso y oscuro bosque infestado de criaturas sobrenaturales, como vampiros, hombres lobo, brujas, demonios, fantasmas, lamias y satiros; que a su vez está atravesado por el río Isole, en cuyas márgenes aparecen ruinas y poblados olvidados, como Moulins, Les Hiboux, La Frenâie, Château des Fausseflammes, la fortaleza de Ylourgne, Touraine, Santa Zenobia y Périgon. Varios Dioses Primigenios como Sodaqui, Iog-Sotôt, Sheila-Na-Gog, Dagon y Shub-Niggurath continúan siendo reverenciados y conocidos en Averoigne incluso pese a la expansión del cristianismo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License