Cancion de Yste

Tomo de gran antigüedad. Según el Libro de Eibon una familia de magos llamada los Dirka, cuyo linaje supuestamente retrocede hasta los primeros humanos, preservó la Canción de Yste. Se dice que los Dirka tradujeron este volumen a las tres lenguas de los albores de la humanidad y después al griego, al latín, al árabe y al inglés isabelino. Puede haber tomado la forma de un poema épico clásico pues se compara con los poemas épicos hindúes, aunque la poesía se ha perdido en la traducción y ahora es una lectura bastante aburrida y pesada. Entre otras cosas, la Canción de Yste habla de los misteriosos seres conocidos como Adumbrali. Tambien parece mencionar la tierra antehumana de Arkya.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License