Chaugnar Faugn
Image Unavailable

Chaugnar Faugn, El Horror de Las Colinas, El Dios Elefante, es un Primigenio. Chaugnar Faugn combina las características de un elefante, de un hombre y de un pulpo: tiene cuerpo humano, pero su cabeza es de elefante y sus orejas de paquidermo acaban en marañas de tentáculos. Normalmente, Chaugnar permanece en la más absoluta inmovilidad, de manera que parece una gigantesca y espantosa estatua. Esto se debe a que Chaugnar suele estar en hibernación. Chaugnar Faugn llegó a nuestro mundo desde una dimensión paralela, y se estableció en el Pirineo Vasco. Por entonces, las formas de vida dominante eran los batracios, a partir de los cuales creó a la raza Miri Nigri. Siglos después, los Miri Nigri se mezclaron con humanos primitivos y de esta unión nació el pueblo Tcho-tcho. Por entonces, Chaugnar ya había entrado en hibernación y los Tcho-tcho lo trasladaron hasta La Meseta de Tsang. Según la profecía de Mu Sang, un hombre blanco del oeste, llevaría a Chaugnar al Nuevo Mundo donde cuidaría del dios hasta su despertar. Y cuando eso ocurriese Chaugnar Faugn lo devoraría todo, incluso a sus "Hermanos". Esta profecía pareció comenzar a cumplirse cuando el profesor Henry Staunton llevó la forma inmóvil de Chaugnar Faugn a Nueva York; sin embargo, no terminó de completarse, pues Chaugnar Faugn fue arrojado de nuevo al pasado. Sin embargo, con la ayuda de sus sectarios el Primigenio volverá al presente, y esta vez aparecerá en Montreal.

Al principio, Chaugnar Faugn era venerado solamente por los Tcho-tcho, por unos esclavos humanoides sin rostro y por sus "Hermanos", pero finalmente quiso ampliar su veneración captando cultistas humanos. Cuando está en hibernación, Chaugnar Faugn capta acólitos enviando sueños hipnóticos. Una persona que recibe la llamada onírica de Chaugnar comienza a sentir grandes deseos de ver al Primigenio, hasta que finalmente esto llega a la obsesión. Cuando eso ocurre, el contactado se siente obligado a ir a adorar al Primigenio, sin importarle dónde esté este. Una vez allí, se unirá a los cultistas de Chaugnar y deberá ayudarles a reunir sacrificios para conseguir que su señor abandone su inmovilidad y se levante del pedestal sobre el que reposa. Esto puede llevar desde unos pocos días hasta varias decenas de años, depende de lo profundo que sea el sueño de Chaugnar. Chaugnar Faugn también puede convertir a uno de sus nuevos cultistas en su "favorito". Si esto ocurre, Chaugnar usará su trompa para inyectarle su propia sangre putrefacta. Al que le ocurra esto comenzará a sufrir mutaciones, y progresivamente se irá convirtiendo en uno de los "Hermanos de Chaugnar Faugn", llamados así por tener el mismo aspecto que el Primigenio.

Durante su periodo de hibernación, Chaugnar Faugn únicamente puede moverse de su pedestal durante unas pocas horas por la noche. Por tanto, lo que los devotos hacen con las ofrendas es abandonarlas en la cámara de Chaugnar cuando cae la noche. Cuando el Primigenio logre moverse, irá hacia él y usará su trompa -acabada en un órgano de drenaje- para absorberles toda su sangre. Si no hay ningún sacrificio, Chaugnar Faugn enfurecerá y devorará a uno de sus sectarios para aplacar su apetito y su sed de sangre. Chaugnar Faugn es inmortal, sin embargo, si se le hace un daño considerable es posible lograr que entre en hibernación. Cuando esto ocurre, Chaugnar Faugn se quedará inmóvil y su piel se endurecerá hasta tal punto que todas las armas dejarán de ser efectivas contra él. Si Chaugnar Faugn es puesto en hibernación, harán falta innumerables rituales y sacrificios para reanimarlo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License