Culto De La Lengua Sangrienta
Tongue

Es una secta africana que adora al Dios de la Lengua Sangrienta, uno de los avatares de Nyarlathotep. Este culto inició su actividad al oeste de Kenia, pero se fue extendiendo por todo el continente e incluso tiene presencia en otros lugares del mundo. Si bien suele estar cerrado a personas no africanas, todos los adoradores de Nyarlathotep son bienvenidos al culto.

El antropólogo Nigel Blackwell escribió un libro llamado "Sectas Oscuras de África" en la que se comentan algunos detalles sobre este culto. Gracias a este texto, se sabe que realizan rituales en la Montaña del Viento Oscuro, en los Montes Aberdare, los cuales incluyen asesinatos de personas secuestradas en la vecindad, así como decapitaciones y escarificaciones con el emblema del culto. No es por ello extraño que la gente que viviera cerca de los centros de culto estuviera aterrorizada, especialmente cuando los gobiernos coloniales, allá por el año 1928, se desentendieran del asunto, achacándolo a simples revueltas tribales. La más importante de sus celebraciones es el ritual orgiástico una vez cada cinco años, en el cual su deidad se manifiesta, provocando terribles tormentas en la zona. Estos rituales están dirigidos por una suma sacerdotisa, elegida a los 14 años y entrenada en las artes mágicas en la propia Montaña del Viento Oscuro por inhumanos sirvientes de Nyarlathotep. En cuanto a los seguidores, aquellos que realizan los sacrificios llevan un pañuelo rojo en la cabeza como referencia a su dios, usando un machete como arma.

Muchos de sus miembros son emigrantes ilegales keniatas que han falsificado documentos de ciudadanía americana. Sin embargo, en los últimos los años, sus filas se han engrosado a partir de elementos degenerados de los barrios bajos neoyorquinos, y la raza ya no es un requisito previo importante para ser miembro. El cuartel general lo tienen en una tienda de Harlem que vende parafernalia tribal africana. Los ritos tienen lugar en el sótano, que ha sido convenientemente agrandado para dicho uso. La tienda está regentada por Silas N'Kwane, mientras que el hechicero de la secta es Mukumga N'Dari. Los asesinos de la Lengua Sangrienta suelen utilizar el pranga, un machete largo africano, en sus ataques, aunque los miembros americanos han utilizado a veces pistolas.

Aunque las reuniones de la secta son semanales, los ritos sólo tienen lugar una vez al mes, con la presencia de decenas de sectarios. El rito requiere al menos dos víctimas, que normalmente son secuestradas en otras partes de Harlem el mismo día, y llevadas a la tienda poco antes de que empiece. Al llegar al pasillo, los sectarios se quitan la ropa y se ponen tan solo los pañuelos de la secta, poniéndose a cantar y bailar durante horas, hasta que Mukunga determina que se ha llegado a un auténtico frenesí. Entonces graba la marca en la frente de las víctimas y pronuncia una invocación en la que se puede distinguir perfectamente el nombre de Nyarlathotep. Las víctimas son arrojadas después al pozo del Chakota, tras levantarse el bloque de piedra, y de vez en cuando un sectario se arroja voluntariamente para ser devorado, como sacrificio para demostrar su fe.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License