Dunwich, Inglaterra
Dunw

Dunwich, Inglaterra, es una ciudad de más de mil años. Cuando uno se acerca a esta la luz del sol parece más apagada y más metálica. Albergo a San Félix de Borgoña, quien vino a restaurar el cristianismo en el Siglo VII, incluso coronando a Sigebert como Rey de East Anglia. También se enteró de la leyenda de que tres coronas sagradas fueron enterradas a lo largo de la costa para evitar la invasión, y que se supone que una de estas coronas es la de Sigebert. En algun momento, Dunwich se jactó de tener nueve iglesias, pero que las tormentas, los acantilados y el mar habian enviado a las iglesias al Mar del Norte en los últimos siglos. Un pariente lejano de la Familia Whateley de Dunwich, Massachusetts, llamado Benedict Whateley fue obispo de Dunwich en el Siglo XIV cuando la mayor parte de la ciudad fue enviada al mar por las tormentas. Su ultimo descendiente indirecto, Sebastian Whateley, es propietario del restaurante cerca de la playa.

Ciertos libros antiguos insinuan que algo menos natural era el responsable de ahogar a las iglesias. Los rumores dicen que no eran solo las tormentas las que arrastraron las iglesias al mar y que siguen arrastrando a Dunwich misma, sino el dios Cthulhu. Se dice que incluso hoy en dia las campanas de las iglesias pueden escucharse tocando bajo el mar. Existe una historia sobre unos buzos que exploraron las iglesias unos años antes. Se rieron de la leyenda de Cthulhu y una de ellas, una mujer, murió a manos de un pulpo gigante que habia sido visto saliendo por la puerta de una de las iglesia debajo del mar. Los testigos dijeron que el pulpo llevaba una corona sobre su cabeza.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License