Eihort
Eihort

Es un ser monstruoso que vive en un complejo laberíntico de túneles, en las profundidades del Severn Valley, en Inglaterra. Este Primigenio se muestra como una ser ovalado e hinchado que se mantiene de pie gracias a un montón de piernas. Continuamente está formando ojos en su cuerpo gelatinoso. Si Eihort acorrala a una víctima humana, lo primero que hará será proponerle algo al cautivo. Si éste rechaza el pacto Eihort lo hará pedazos inmediatamente. La única forma de sobrevivir es aceptar el Acuerdo de Eihort. De esta manera la víctima permite que varias crías inmaduras de Eihort sean implantadas en su cuerpo, desde este momento la víctima se transforma esclavo de Eihort. En los meses siguientes la víctima comenzará a tener unos sueños que progresivamente serán más terribles y enloquecedores. Las crías en pleno crecimiento luchan contra el esclavo por el control de su cuerpo. Tras varios meses, esta lucha alcanza su cenit con las aterradores visiones que atormentan la mente del esclavo, y el momento en que las crías ya maduras, desgarran el cuerpo que las encierra, surgiendo desde su interior para escabullirse y matando al esclavo en el proceso. Las crías de Eihort son criaturas pequeñas, globulares que podrían pasar por gusanos o arañas. Estos seres son fáciles de matar, pero la destrucción sistemática de las crías podría enfurecer a Eihort. Después de su horrible nacimiento, las crías se esconden en algún lugar a la espera del día en el que primigenio camine de nuevo por la Tierra. En este momento, según las Revelationes de Glaaki, las crías se transforman en versiones pequeñas de Eihort, dedicándose a atender al primigenio.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License