Gran Raza De Yith
GreatRace

La Gran Raza, La Gran Raza de Yith o Yithianos es una especie extratemporal. Se les define como la raza no humana de viajeros en el tiempo que vivieron en la Tierra hace incontables eones. La Gran Raza secuestra las mentes de diferentes especies en diferentes épocas y planetas con fines científicos, mediante la transferencia de la mente de uno de sus individuos al cuerpo del sujeto, mientras su mente es alojada en el cuerpo del miembro de la Gran Raza. Este sujeto vive entonces en la época y en las ciudades de la Gran Raza, contribuyendo con los conocimientos sobre su especie y su época a las enormes bibliotecas científicas de la Gran Raza. Tambien se les permitía deambular por las ciudades Yithianas y comunicarse entre ellos, incluso siendo seres de distintas especies y épocas. Al terminar de recabar datos, la Gran Raza regresaba a los cuerpos de conos rugosos y devolvían las mentes raptadas a sus respectivos mundos tras borrarles la memoria y la información que los Yithianos recogían se introducía en los ficheros de la gran biblioteca de Pnakotus. Cabe señalar que, al parecer, el borrado de memoria no era perfecto, y hay algunas mentes raptadas que, al regresar a su cuerpo, comenzaban a tener extraños sueños en los que revivían parte de su estancia en aquella época.

La Gran Raza tienen forma cónica, unos tres metros de altura y otros tres de anchura en la base, piel de textura rugosa y elástica. Este aspecto varía, pues las mentes de la Gran Raza cambian constantemente de cuerpo con el fin de prolongar su existencia y recabar información. Su organización política es una especie de "socialismo de corte fascista". La reproducción es mediante esporas, pero como la esperanza de vida es de 4000 a 5000 años no es alentada. La sociedad esta totalmente mecanizada e industrializada, y el abundante tiempo libre que le queda a la Gran Raza es fundamentalmente empleado en la búsqueda del conocimiento.

Las mentes de la Gran Raza llegaron por primera vez a la Tierra hace 400 millones de años, intentando huir de la destrucción de su planeta y ocupando el cuerpo de unos seres con forma de conos rugosos que entonces habitaban en nuestro mundo. Ya libres de la amenaza que se cernía sobre ellos, comenzaron la construcción de inmensas ciudades. A pesar de sus avances, La Gran Raza ha sufrido de guerras contra otras razas de invasores conocidos como los Antiguos. La Gran Raza, mantiene aún un enorme ejército para defenderse de ciertas entidades innombrables que se arrastran entre antiguas ruinas bajo trampas cuidadosamente selladas, los Pólipos Voladores. Tras derrotar a los Pólipos y sellarlos bajo tierra, se inició una época de inestabilidad, marcada por los conflictos internos. Tras una guerra civil, un grupo fascista Yithiano logró imponerse y fundó un imperio con capital en una magnífica ciudad llamada Pnakotus, en Australia. La decadencia imperial llegó hace 65 millones de años, al liberarse de nuevo los Pólipos Voladores. La Gran Raza abandonó los cuerpos de los conos rugosos y huyó hacia el futuro.

Pese a que no son dioses, algunas sectas han venerado a la Gran Raza. En el Imperio romano una rama del Mitraismo veneraba a un miembro de la Gran Raza al que llamaban Aion. Además, la Gran Raza desarrolló en el Siglo XX una clonación en masa de seres humanos. Esos clones, entre los que destacaba un modelo llamado Señores Alan, estaban programados para servir ciegamente a los Yithianos y facilitar su integración. Se dice que actualmente están mezclados con la humanidad. Asimismo, mediante sus habilidades mentales, la Gran Raza también conoce su propio futuro: dentro de 50 millones de años su siguiente y última migración mental en masa será en el cuerpo de una raza de coleópteros. Esta raza de escarabajos altamente desarrollados serán quienes sucederán a la raza humana en el dominio del planeta tierra después de la desaparición de esta.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License