Hechizo de la Posesion de Abdul Alhazred

El mismo Abdul Alhazred fue objeto de este hechizo, convirtiéndose en portador de una poderosa larva que lo enloqueció y compartió con él conocimientos de más allá del espacio y el tiempo. Carece de nombre específicoy solo se sabe que obra como un mecanismo de posesión. El hechizo se activa al recitar los versos de los glifos, inscritos en los pilares de roca translúcida en el desierto oeste de Arabia.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License