Herbert West
Image Unavailable

Herbert West suele ser representado como un hombre alto, delgado y con el pelo oscuro o rubio. Herbert West fue un hombre cruel, imperturbable e incluso sádico. Era de pensamiento materialista y muy tenaz a la hora de intentar demostrar la verosimilitud de sus creencias. Herbert inició sus experimentos durante su estancia en la facultad de medicina de la Universidad Miskatonic.

Él estaba convencido de que la vida humana no residía en el cerebro ni en lo que los dualistas llaman "mente" o "alma", sino en todo el conjunto del cuerpo humano, siendo simplemente el resultado de los procesos químicos que en este tienen lugar. Se obsesionó con la idea de que mediante química era posible reanimar un cuerpo muerto conservando las capacidades intelectuales que tuvo en vida. Para lograr demostrar esto, comenzó a desarrollar un Suero Milagroso y, con la ayuda de un ayudante, robó varios cadáveres para probarlo en ellos. Pero no solo no tuvo éxito, sino que además fueron descubiertos por el Decano Allan Halsey, que procedió a expulsarles de la facultad de medicina.

Fue entonces cuando West y su socio se refugiaron en la Granja Chapman, que llevaba tiempo abandonada, y allí continuaron con sus experimentos. Herbert West logró perfeccionar el suero y se lo inyectó a un cadáver robado del cementerio. Este resucitó, pero como un ser irracional. Aquel ser se descontroló y tuvieron que quemar la granja con él dentro. Una epidemia de tifus asoló tiempo después Arkham, lo que posibilito que West y su ayudante tuviesen acceso a multitud de cadáveres "frescos". El único impedimento que se les presentaba fue que el viejo decano de Miskatonic se oponía a que utilizasen la sala de disecciones de la Universidad para realizar sus experimentos. Finalmente, el decano falleció, y West quiso probar el suero con él. Resucitó, pero lo hizo en un estado de total locura y les atacó; finalmente, el sujeto tuvo que ser encerrado en el manicomio. Tras esto y una vez completado su doctorado, West y su ayudante se trasladaron a Bolton. Allí siguieron experimentando, pero siguieron sin tener éxito. Incluso parece ser que West asesinó químicamente a un hombre para probar un sistema de conservación de cadáveres, pero este no funcionó.

Tiempo después, entre 1910 y 1915 se mudaron a Boston, pero no tardó en estallar la I Guerra Mundial y Herbert West se volvio médico al frente. Con la ayuda del Almirante Eric Moreland Claphman Lee, West estuvo experimentando con cuerpos muertos desmembrados. Cuando falleció el Almirante -primero tiroteado y luego decapitado- West quiso probar el suero con él, sin molestarse en unirle antes la cabeza. Lo más impresionante es que pareció funcionar, pero entonces el hospital en el que se encontraban fue bombardeado y West y su socio fueron, aparentemente, los únicos supervivientes.Tras el servicio militar West se trasladó a una casa situada cerca del cementerio más antiguo de Boston. En el sótano acondicionó una incineradora especial para quemar los experimentos defectuosos. Al parecer, mientras trabajaban, West y su ayudante descubrieron que esa sala en el pasado estuvo conectada con una tumba del periodo colonial.

West desapareció un día misteriosamente. Su socio fue el único testigo y alegó que el túnel que conectaba con la antigua tumba había sido reabierto por una horda de no-muertos, utilizándolo para atacar a West por sorpresa. Según el ayudante, West había sido desmembrado por estos, quienes acto seguido se habían llevado consigo los restos del desafortunado doctor. Sin embargo, por ser esto poco creíble, el socio fue acusado y juzgado por asesinato. La versión oficial dice que este se deshizo del cadáver usando la incineradora que el propio West construyó.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License