Hongos Viles

Son una forma de vida parásita, ni de naturaleza animal ni vegetal. Se cree que son originarios de Yuggoth y se han ido extendiendo por el cosmos junto a los Mi-Go. Tal vez este hongo alienígena crezca de forma natural en Yuggoth o tal vez haya sido creado por los Mi-Go con algún propósito desconocido. En cualquier caso, se trata de una forma de vida que puede infectar a cualquier organismo con el que entre en contacto. Sus pegajosos filamentos se adhieren a cualquier cosa con la que entran en contacto: si tocan la piel de alguien esta persona queda infectada. En unos minutos, los filamentos comienzan a penetrar la piel y a transformar la carne viva en tejido de hongo.

Inmediatamente tras la infección los tejidos internos empiezan a mutar a materia fungoide, incluso aunque la víctima no muestre síntomas externos de infección. La víctima se vuelve tranquila e incomunicativa bajo el control del parásito alienígena, y rechaza todo análisis o tratamiento médico. Solo se le puede salvar la vida amputándole la zona que entró en contacto con el hongo antes de pasadas dos horas. Pasado ese tiempo la infección se habrá extendido por todo el cuerpo y el huésped sufre una alteración de su subconsciente que hace cuanto puede para facilitar la transformación en hongo. Ello implica su retiro de la vida social en busca de un lugar húmedo y oscuro. Una vez que la víctima ha perdido movimiento la transformación está completada y se ha convertido en un hongo. Su cuerpo se vuelve una masa esponjosa sin ADN de ningún tipo. Llegados a este punto no existe ningún tratamiento aceptable para salvar al infectado, y todo aquel que lo examine corre el riesgo de ser infectado también. La víctima no muere, pero se transforma en una horrible e inmóvil parodia fungosa de sí mismo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License