Horror De Dunwitch
Horror

Es un ser invisible de gran tamaño, su cuerpo tiene forma de huevo y está plagado de ojos, tentáculos y fauces, mientras que su rostro es totalmente humano pero de color albino. Su organismo está compuesto por una maraña de filamentos de energía. La criatura nació a causa de la entrega sexual de Lavinia Whateley, nativa de Dunwich, a su dios, Yog-Sothoth. Este la fecundó y la dejó embarazada de dos gemelos. Uno de ellos, Wilbur Whateley, salió más parecido a su madre que a su padre, o sea, más hombre que monstruo. El otro se convirtió rápidamente en una terrorífica monstruosidad invisible que crecía rápida y desmesuradamente. El objetivo de Wilbur, su madre y su abuelo era retener a la bestia hasta que creciera lo suficiente y llegara el momento de desatarla para sembrar el caos y reunir suficientes sacrificios para invocar a Yog-Sothoth. Con este fin, confinaron al Horror en su granero y le mantuvieron entretenido enviándole víctimas. Allí, invisible, el monstruo fue hinchándose y aumentando en tamaño. Pero, con la muerte de Wilbur, el último de sus cuidadores, la criatura se vio obligada a abandonar el granero para seguir alimentándose, devorando por igual personas y ganado, sin perder en ningún momento su invisibilidad y sembrando el pánico entre la población. El Horror de Dunwich fue destruido por un grupo de eruditos dirigidos por el doctor Henry Armitage, mediante el empleo de un poderoso hechizo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License