Joseph Curwen
Image Unavailable

Joseph Curwen es un alquimista y nigromante. “Un individuo extraordinario y enigmático”, como se le describe. Antepasado de Charles Dexter Ward, nació en el actual Danvers, Massachusetts, a siete millas de Salem el 18 de febrero de 1662. A la edad de 15 años, Curwen parte hacia Inglaterra donde permanecería durante nueve años, viajando por lo menos dos veces a lugares indeterminados en Asia. Vuelve a Massachusetts convertido en un caballero inglés, se establece en Salem y empieza a relacionarse con el círculo de la brujería de Salem, recibiendo la “Marca del Diablo” de un tal “Sr. G. B” en un encuentro junto a su amigo Simón Orne. Huyó de Salem a raíz de los juicios de brujas que hubo en Marzo de 1692 y se establece en Providence, Rhode Island, donde se convierte en un “prohombre”, es decir, un ciudadano respetable. Se convierte en un comerciante exitoso, un magnate naviero, comerciante de esclavos, y un hechicero de grandes logros. Se forjo la reputación de ser una persona que se sitúa al margen de la mayor parte de las actividades sociales, un hombre poseído por un espíritu cívico y de decencia, contribuyó a la financiación de muchos proyectos de expansión cívica de su pueblo, como la pavimentación de caminos y la construcción o reconstrucción de obras civiles. Por otra parte, trataba a su esposa con cortesía desmesurada, aunque se casó principalmente para producir un heredero y mejorar su imagen pública.

Construye una casa en la colina Stamper, con una buhardilla sin ventanas y se embarca en negocios mercantes, adquiriendo un embarcadero propio y contribuyendo a la construcción de la iglesia congregacional de Providence en 1723. También adquiere una granja en la carretera de Pawtuxet, a varias millas de la ciudad, en la que reposa durante los veranos y visita frecuentemente el resto del año. Descrita por un visitante en 1746, su extraordinaria biblioteca incluye clásicos Greco-romanos e Ingleses, además de una importante colección de volúmenes versados en filosofía, matemáticas y ciencias, incluyendo obras de Paracelso, Agrícola, Van Helmont. En la apartada granja de Pawtuxet, también posee otros volúmenes bastante menos conocidos y versados en la magia negra y el ocultismo.

Con forme pasa el tiempo sus poderes mágicos se vuelven extensos. Logra perfeccionar un método para reducir los efectos del envejecimiento lo que hace que todavía parecía estar en la cuarentena. Tiene la capacidad de resucitar a los muertos, y conversar con ellos, aunque para ello debe de tener el cadáver completo y preparar lo que él denomina "Sales Esenciales". Es capaz de convocar entidades tales como Yog-Sothoth para que le ayude en la magia. También parece que es capaz de encontrar un hechizo que trasciende el tiempo e inspira a un descendiente a interesarse por él, su trabajo y que trate de traerlo de vuelta del mundo de los muertos en caso de una muerte prematura.

Curwen hace un uso extenso del hechizo de resurrección para ganar conocimiento histórico y arcano. Con este fin sus agentes recorren los cementerios profanando las tumbas de los cadáveres de personas ilustres que luego son introducidos en Providence como contrabando. En esta tarea es asistido por otros dos nigromantes, también exiliados de Salem: Simon Orne, alias Joseph Nadeh que vive en Praga, y Edward Hutchinson que se disfrazaba como Barón Ferenczy en Transilvania. Estos tres, y un cómplice desconocido en Filadelfia, iniciaron una conspiración en la que usaba sus malignos conocimientos para crear el mayor cúmulo de conocimientos que haya existido.

Muere, al menos temporalmente en el año 1771, cuando es asesinado durante una redada en su guarida por un grupo de ciudadanos de Providence que descubrieron algunos de sus crímenes. Cuando más tarde es resucitado por Charles Dexter Ward, Curwen inicia sus acciones disfrazado como Doctor Allen para evitar sospechas alrededor de él debido a su gran parecido con Ward. Curwen muestra tendencias vampíricas, atacando a viajeros locales e irrumpiendo en casas para conseguir sangre de sus víctimas. No se dice que el vampirismo sea una consecuencia del hechizo de resurrección, pero Curwen argumenta que debe permanecer rojo tres meses, lo que implica grandes cantidades de sangre y las carne de animales que Allen y Ward compraban de las carnicerías locales no eran suficiente para mantener al nigromante recientemente resucitado. Curwen entra en contacto inmediatamente con Orne y Hutchinson, que siguen vivos y activos, para poner en marcha una vez más su conspiración. Pronto asesinan a Ward debido a sus dudas sobre lo que están haciendo. Curwen posteriormente asume la identidad de Ward aprovechando el parecido que este tiene con él.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License