La Llave de Plata
Image Unavailable

Las Llaves de Plata son unos objetos mágicos creados por Yog-Sothoth que permiten abrir las múltiples puertas que separan el mundo de la realidad onírica. Se les describe como una llave de plata deslustrada de trece centímetros de largo que tiene grabados unos jeroglíficos indescifrables. Se cree que la Llave de Plata se forjo en la tierra de Hiperbórea hace miles de años. Algunas leyendas las relacionan con la Ciudad Perdida de Irem. La Llave de Plata estuvo en posesión del llamado Guardián de la Llave, que habito en la fortaleza de los Hassasin en Alamut. El cruzado llamado Geoffrey Carter mato al guardian y se llevó la llave consigo y a partir de ese momento se transfirió a sus descendientes hasta llegar a manos del afamado mago Edmund Carter de Salem, Massachusetts, quien la utilizo con gran eficacia. La familia Carter siguió en posesión de la llave hasta que el último descendiente de la familia Carter, Randolph Carter, la descubrió. Se cree que la llevaba consigo cuando desapareció en 1928.

Si se pronuncian ciertas palabras mientras se sostiene la llave hacia el sol poniente y se le gira nueve veces, este artefacto puede transferir físicamente a su poseedor a cualquier época deseada. Además, si se es digno de ello, las Llaves de Plata pueden servir para visitar a Umr At-Tawil, Guardián de la Última Puerta. Si uno supera el juicio de Umr-At-Tawil, es posible introducir la Llave en la cerradura y abrir así el camino a la estancia en donde decide el mismísimo Yog-Sothoth. Al combinarlo con los poderes de un pergamino mágico y con la bendición de Yog-Sothoth, puede permitir acceder a otras épocas de otros mundos. Sin embargo, si falta el pergamino, el desplazamiento dimensional se convierte en un viaje sin retorno. Se dice que mediante el uso de un encantamiento creado en la época de Hiperbórea es posible incrementar en gran medida los poderes de la llave.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License