La Mujer Abotargada
Woman

La Mujer Abotargada es un avatar de Nyarlathotep venerado en China por el Culto de la Mujer Abotargada. Se manifiesta como una hermosa doncella asiática que oculta su rostro tras un abanico. Pero, si se la despoja de ese objeto, se convierte en una entidad femenina rechoncha y monstruosa con cinco fauces y con el cuerpo repleto de tentáculos. A veces se sirve de cinco guadañas que blande con algunos de sus tentáculos. La Mujer Abotargada usa su hermosa falsa apariencia para atraer jóvenes ineptos y devorarlos. Cuando ya se encuentran cerca, la dama suelta su abanico y revela su monstruoso aspecto, para después atrapar a sus víctimas usando sus tentáculos. Cuando ocurre esto ya no hay salvación posible para los imprudentes que cayeron en la trampa, ya que acto seguido la Mujer Abotargada se los comerá vivos. En caso de que tengan la "suerte" de que Nyarlathotep desee ampliar su culto, la Mujer Abotargada únicamente ingerirá parte de su cerebro sin llegar a causarles la muerte y, acto seguido, se adueñará de sus mentes para convertirles en sus esclavos por toda la eternidad. Los siervos de este avatar de Nyarlathotep tienen la obligación de difundir su mensaje de destrucción y son incapaces de negarse a acatar las órdenes de su amo, pues este les domina por completo. Al parecer, tanto la ropa como el abanico de la Mujer Abotargada están hechos de piel humana. La Mujer Abotargada se baña en una piscina de tamaño moderado en la que flotan innumerables cabezas humanas cercenadas.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License