La Secta del Murcielago de la Arena
Bat

Es una secta organizada desde el punto de vista racial al culto de el Padre de Todos los Murciélagos, un avatar de Nyarlathotep temido en Australia desde tiempos remotos por los aborígenes. Este culto se había extinguido, pero investigaciones efectuadas han acabado aflorando los conocimientos necesarios para la resurrección de la secta. El Padre de todos los Murciélagos es un horror surgido del Tiempo del Sueño y es uno de los enemigos de la Serpiente del Arco Iris. Se dice que se manifiesta en forma de una tormenta de arena que surge de una cueva que está en el cielo; entre los Gadudjara, en cuyo territorio original se encuentra la ciudad de la Gran Raza de Yith, recibe el nombre de Ala Oscura. Más al este, los Bindubi llaman al ser el Comedor de Caras.

Uno de los símbolo de la secta es una espiral abierta. Una parte regular de los ritos es que sus miembros mediten y sean hipnotizados ante una representación de la espiral abierta que va siendo hecha girar por el acólito que dirige el ritual. Hay también una señal de reconocimiento: las dos manos se abren, con las palmas extendidas hacia afuera y los pulgares se cruzan y arquean, imitando a alas y colmillos. En su mayor parte, se recluta a sus sectarios en los barrios bajos de Sydney y Melbourne; hay un sutil 'test' de personalidad que, dirigido por ayudantes de confianza, debe ser superado por todo aspirante a sectario. También hay un pequeño clan aborigen de Australia que se encarga de espiar a todos los intrusos que se acerquen a la ciudad de la Gran Raza y de conseguir víctimas inocentes de entre los aborígenes que viven al oeste de las minas de oro de Pilbarra. En total, hay por toda Australia varios centenares de sectarios del Murciélago de la Arena.

Los crímenes se llevan a cabo con el garrote de la secta, una barra pulida de madera de eucalipto cubierta de clavos afilados. Los aborígenes llevan garrotes incrustados con espinas, dientes y garras de murciélago. El fundador de la secta, es el único sacerdote. Ha creado acólitos, cada uno de los cuales dispone de unos pocos hechizos. Los acólitos se encargan de realizar los informes psicológicos sobre los aspirantes.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License