Letra A

ABANDONAR ESTE MUNDO. Tomo publicado por la True Light Press en 1964. Su autor y editor, Roland Franklyn, era el dirigente de una pequeña secta radicada en Brichester, Inglaterra. Los rumores apuntan a que muchos de los ejemplares del libro desaparecieron de la casa de Franklyn antes de que pudieran distribuirse. Durante los años posteriores a la muerte del autor, en 1967, han ido desapareciendo casi todos los ejemplares restantes. En este libro Franklyn planteaba los dogmas de su secta. Una de sus peculiares doctrinas era que la reencarnación sí existe, pero que un alma podía encarnarse en más de un cuerpo a la vez. Para mantenerse en contacto con estas otras encarnaciones, el autor recomienda al iniciado utilizar drogas alucinógenas y realizar cánticos a seres como Daoloth y Eihort. Además, para que el alma pueda reencarnarse tras la muerte, el cuerpo debe ser incinerado, de modo que los que cavan túneles en los cementerios no puedan arrastrar el cuerpo hacia las profundidades para alimentar a Eihort.
Consulta Brichester; Daoloth; Eihort; Franklyn, Roland. («Los párrafos de Franklyn», Campbell).

ABBITH [AE-bith]. Mundo de siete soles tras el cual se puede encontrar la estrella binaria de Xoth. Los habitantes de este planeta son mentes metálicas que atesoran muchos de los secretos del universo. Según von Junzt, Nyarlathotep vive o está aprisionado en Abbith, aunque otros afirman que el Caos Reptante tiene su corte en Sharnoth, o que camina libremente por todo el universo.
Consulta Nyarlathotep; von Junzt, Friedrich; Xoth; Ymar; Zaoth. («Out of the Ages», Carter [O]; Visions from Yaddith, Carter; «Zoth-Ommog», Carter).

ABHOTH [AB-hauth]. Criatura relacionada con la suciedad y la enfermedad. En la Era Hiperbórea, Abhoth vivía bajo el monte Voormithadreth; ahora puede que habite en las cavernas que hay muy por debajo de Dunwich, o posiblemente bajo los Picos de la Barrera Gris de las Tierras del Sueño. Abhoth adopta la forma de un enorme estanque de cieno gris. Continuamente engendra a sus crías, seres de infinita diversidad anatómica. La mayoría es devorada de inmediato por el propio Abhoth, pero el resto logra escapar de la caverna de su progenitor. En uno de los encuentros con este ser de los que se tiene noticia, Abhoth extendió un pseudópodo para tantear al intruso y se comunicó con él telepáticamente, tras lo cual le permitió continuar su camino. Puede que otros visitantes no sean tan afortunados. Pocas veces se ha informado de la devoción a Abhoth. La colonia hiperbórea de Krannoria lo reverenciaba, pero al final fue destruida por su desagradecida deidad. También se menciona a un «Abhoth el Oscuro» en muchas inscripciones hititas. Abhoth no parece preocuparse de la existencia de tales cultos, y no es probable que les conceda ningún favor. Exige sacrificios de vez en cuando, pero puede conseguírselos él mismo disfrazándose con una ilusión y atrayendo a víctimas desprevenidas. Algunos han atribuido la creación de todo mal a Abhoth, pero esto parece poco probable.
Consulta Dioses Exteriores; Haon-Dor; Hiperbórea; Sothoth; Ubbo-Sathla; Voormithadreth, Monte. (Return to Dunwich, Herber [J]; A Guide to the Cthulhu Cult, Pelton; «Las siete pruebas», Smith [O]; The Complete Dreamlands, Williams and Petersen [J]; The Mind Parasites, Wilson).

ABISMO DE DENDO. Lugar donde es posible encontrar «sombrías cúpulas malditas» y cuyos habitantes pueden ayudar al mago que les suplique de la manera adecuada. A este mundo de cavernas se retiró el pueblo de Voor tras abandonar su tierra natal.
Consulta Voor. («The Secret in the Parchment», Carter; «Something in the Moonlight», Carter; «El pueblo blanco», Machen [O]).

ACÓLITO BLANCO. Figura mítica a la que dan gran importancia los adoradores de Chaugnar Faugn. Se dice que un hombre blanco vendrá de Occidente para llevarse a Chaugnar Faugn a su tierra, y que cuidará del dios hasta que este sea tan poderoso que ya no lo necesite. Entonces Chaugnar devorará el universo entero y todo llegará a su fin.
Consulta Chaugnar Faugn. (The Horror from the Hills, Long).

ADUMBRALI [AH-doom-BRAH-lee]. Entidades de otra dimensión que parecen glóbulos de oscuridad. La referencia más completa a los adumbrali aparece en la Canción de Yste, donde se dice que estas criaturas suelen enviar mensajeros a otras dimensiones para atraer víctimas y divertirse cazándolas. Estos mensajeros tienen aspecto de miembros de la cultura nativa, pero poseen una gracia sobrenatural y tienen grandes dotes para el hipnotismo, que utilizan para atrapar a sus víctimas. Las mentes de estos desgraciados son enviadas a la tierra natal de los adumbrali, donde son torturadas y devoradas.
Consulta Canción de Yste. («El abismo», Lowndes).

AHLALA (también ALALA). [AH-lah-lah]. Criatura mencionada en el infame Libro Verde. El Ahlala podría ser nativo del Abismo de S’lghuo.
[En la religión babilónica, Alala era una personificación de la fuerza, cuya adoración había entrado en declive mucho antes de que aparecieran los primeros registros escritos de esa civilización. Pese a ello, su nombre siguió formando parte importante de muchos rituales mágicos utilizados en periodos posteriores. No se sabe si Machen conocía o no esta referencia].
Consulta Libro Verde, El; S’lghuo, Abismo de. («The Plain of Sound», Campbell; «El pueblo blanco», Machen [O]).

AHU-Y’HLOA [a’oo-EE-loe]. Ciudad de los profundos situada en el mar, cerca de Cornualles. Esta metrópolis está todavía siendo construida por un grupo de profundos, con la ayuda de sus parientes de Y’ha-nthlei.
Consulta profundos; Y’ha-nthlei. (The Return of the Deep Ones, Lumley).

AKELEY, GEORGE GOODENOUGH (1901–1971). Hijo de Henry Akeley y fundador de la Hermandad de la Luz Espiritual. La madre de George Akeley murió por complicaciones en el parto, y el joven fue educado por su padre y por cierto número de tutores. Tras la jubilación de su padre, George Akeley se trasladó a San Diego, donde se casó y tuvo cuatro hijos, de los cuales solo una (Aimee Doyle Akeley) sobrevivió a los primeros meses de vida. George prosiguió los estudios de su padre y proporcionó a Albert Wilmarth cierta información de utilidad cuando el profesor lo visitó en 1937. En algún momento de esta época, Akeley conoció a la evangelista Aimee McPherson y recibió la inspiración para organizar su propia iglesia, La Hermandad de la Luz Espiritual. Actuó como «Radiante Padre» de la iglesia hasta su muerte, tras lo cual el puesto fue ocupado por su nieta, Elizabeth Akeley.
Consulta Akeley, Henry. («El terror de las profundidades», Leiber; «El que susurra en la oscuridad», Lovecraft [O]; «Documentos en el caso de Elizabeth Akeley», Lupoff).

AKELEY, HENRY WENTWORTH (1871–¿1928?). Destacado folclorista y corresponsal de Albert Wilmarth. Supuestamente, Akeley era hijo de Abednego Akeley, un pastor que sirvió en la rama de la Iglesia de la Sabiduría de las Estrellas en Townshend, Vermont, y de Sarah Phillips, una criada de la mansión de Abednego. Aunque la historia de su madre resultaba sospechosa, la gente del pueblo lo aceptó como heredero de Abednego. Se sabe muy poco de los primeros años de Akeley, aunque disfrutó de una exitosa carrera académica, casi con seguridad como folclorista. Se casó en una ocasión, pero su esposa murió en 1901, poco después del nacimiento del único hijo de la pareja, George Goodenough Akeley. Tras su jubilación, Akeley regresó a la antigua mansión familiar cerca de Townshend. En la última etapa de su vida escribió frecuentes cartas al joven profesor Wilmarth sobre las leyendas de la región. Akeley desapareció en septiembre de 1928 tras proferir disparatadas historias y sufrir unos ataques de paranoia que llevaron a muchos de sus vecinos a creer que el anciano erudito había perdido el juicio.
Consulta Akeley, George; Sabiduría de las Estrellas, Culto de la; Wilmarth, Albert. («El que susurra en la oscuridad», Lovecraft [O]; «Documentos en el caso de Elizabeth Akeley», Lupoff).

AKLO [AH-kloe]. Originalmente era la lengua de los hombres serpiente de Valusia, y aún pervive un dialecto modificado entre los sacerdotes de los Primigenios (que la recibieron de sus señores) y entre la Gente Pequeña de las leyendas galesas. El término «aklo» también se puede usar para referirse a una serie de rituales mágicos (ver a continuación) o a un momento específico en el que se debe realizar un ensalmo.
En el libro Remarks upon Alchemy, de E. A. Hitchcock, se hace referencia a «los por ahora inalcanzables secretos de las tablillas AKLO», una serie de inscripciones que nunca han sido descubiertas. Sin embargo, es posible que Alonso Typer, un ocultista de cierto renombre, leyera estas «inscripciones Aklo» u otras similares, puesto que en su diario describió rituales conocidos como las fórmulas Aklo. La tercera de estas fórmulas sirve para hacer visible lo invisible, pero el uso correcto de las demás sigue siendo un misterio.
Cierto ocultista ha sugerido que el aklo guarda muchas similitudes con el enoquiano, la lengua prehumana que, supuestamente, John Dee descubrió mediante su contacto con los ángeles y que algunos colectivos ocultistas han venido utilizando hasta la actualidad. Aunque la mayoría de los pasajes que se suelen considerar escritos en aklo guardan poca semejanza con el enoquiano, esta relación revela algunas posibilidades muy interesantes (consulta sobre todo «Aklo Sabaoth» y «Revelaciones Aklo»).
Consulta Aklo Sabaoth; Dee, John; hombres serpiente; Iä; Primigenios; Restos arqueológicos de los imperios perdidos, Los; Revelaciones Aklo. (The Necronomicon, Culp; Manual del Guardián, Herber [J]; «Aliah Warden», Johnson; «El Morador de las Tinieblas», Lovecraft; «El diario de Alonso Typer», Lovecraft y Lumley; «El pueblo blanco», Machen [O]; «Plant y daear», Ross [J]; «El regreso de los Lloigor», Wilson).

AKLO SABAOTH (o AKLO PARA EL SABAOTH). Fórmula en lengua aklo utilizada para invocar criaturas extradimensionales. El Aklo Sabaoth solo se puede realizar en noches claras en las que la Luna esté en su primera fase, y solo es eficaz con aquellos espíritus que puedan «responderse desde la Colina»; puede existir otra versión que invoque a los espíritus del aire. Algunos han relacionado el Aklo Sabaoth con los ensalmos de John Dee conocidos como «Claves Enoquianas», puesto que la decimonovena llave convoca a los ángeles de los «aires». Así, la fórmula que invoca a los espíritus de la colina podría ser una versión inferior del Aklo Sabaoth original. También hay que tener en cuenta que «Sabaoth» es la palabra hebrea para «Señor de las Huestes», un término usado normalmente para referirse a los ángeles[2]. En cualquier caso, todo esto no es más que pura especulación, y se advierte a los experimentadores que deben ser cautos.
Consulta Aklo; Dee, John. («The Tower from Yuggoth», Campbell; «El horror de Dunwich», Lovecraft [O]).

AL-AZIF (también KITAB-AL-AZIF). [aul-ah-ZEEF]. Título original en árabe del Necronomicón de Alhazred. El nombre de Al-Azif se refiere supuestamente a los sonidos que hacen los insectos por la noche, que en la época de Alhazred, se asociaban con las llamadas de los djinn. El ocultista Kenneth Grant apunta a los zumbidos que se oyen durante los rituales mágicos y los contactos con platillos volantes como posibles explicaciones para este título. Sin embargo, otros han proporcionado significados alternativos para Al-Azif, como «remontar el vuelo, o volar».
[Lovecraft tomó este nombre de una nota al pie de Vathek, de Beckford, que después se reveló incorrecta].
Consulta Alhazred, Abdul; Necronomicón (apéndices); Philetas, Theodorus; Sadowsky, Phileus P. (Outside the Circles of Time, Grant; «Historia del Necronomicón», Lovecraft; «La última prueba», Lovecraft y de Castro [O]; Ex Libris Miskatonici, Stanley).

ALAOZAR [ah-LAU-zar]. Ciudad legendaria situada en la fabulosa meseta de Sung. La ciudad fue construida sobre la Isla de las Estrellas, en el Lago del Pavor, donde aterrizaron unos seres extraterrestres hace miles de años. Ninguna expedición ha logrado encontrar jamás este emplazamiento, pero es un lugar sagrado para el pueblo tcho-tcho. Bajo Alaozar se extienden las cavernas en las que habitan Lloigor y Zhar. Si los informes del interior de Birmania son correctos, es posible que la ciudad ya haya sido destruida.
Consulta E-poh; Lloigor; Sung, Meseta de; tcho-tchos; Zhar. («The Lair of the Star-Spawn», Derleth y Schorer).

ALAR [ah-LAR]. 1) Personaje de la obra El Rey de Amarillo, según una fuente. 2) Ciudad que asedia la metrópolis de Hastur en la misma obra, según otras.
Consulta Demhe; Hastur; Rey de Amarillo, El; Yhtill. («Más luz», Blish; «El reparador de reputaciones», Chambers [O]; «Dime, ¿has visto el Signo Amarillo?». Ross [J]).

ALDONES [ahl-DOE-nees]. 1) Personaje que ansía el trono de Yhtill en la obra El Rey de Amarillo. 2) Fundador de la dinastía regente de la ciudad de Hastur, en la misma obra.
Consulta Hastur; Rey de Amarillo, El; Último Rey, El; Yhtill. («Más luz», Blish; «El reparador de reputaciones», Chambers [O]; «Dime, ¿has visto el Signo Amarillo?». Ross [J])

ALHAZRED, ABDUL (también ABD AL-AZRAD) (¿655?–738) [AB-dool ahl-HAHZred]. Poeta y místico de Sana, en Yemen, más conocido por su Kitab al-Azif (renombrado posteriormente como Necronomicón). Las hazañas de este hombre, del que se dice que descendía de la mítica tribu de Ad, aún son legendarias en Oriente Medio. La primera parte de su vida permanece envuelta en el misterio. Una fuente afirma que de joven fue pastor, y que escapó por los pelos de la muerte a manos de una secta de los Primordiales, pero Armitage mantiene que era un poeta cuyo don le permitió llevar un estilo de vida acomodado incluso de muy joven. Alhazred es conocido por sus numerosos viajes a lugares olvidados e impíos de todo Oriente Medio. El primero de estos viajes le llevó a Egipto, donde estudió bajo la tutela del mago Yakthoob. Tras la muerte de su mentor, Alhazred guió a los discípulos de este a Menfis y después a Irem, donde muchos de ellos fueron aniquilados en un extraño accidente. Alhazred pasó una breve temporada en soledad en la Ciudad Sin Nombre, y después volvió a reunirse con sus acólitos en Alejandría. Las autoridades locales le pidieron que expulsara el mal que habitaba en la Mezquita Negra, y su fracaso le obligó a abandonar la ciudad. Viajó una vez más hasta la Ciudad Sin Nombre, y desde allí fue al Valle de las Tumbas y a la Montaña Negra, en Turquía, antes de asentarse en Damasco. Durante un peregrinaje a Chorazeín en el mar de Galilea, Alhazred cayó en un estado de trance. Este éxtasis duró ocho años, durante los cuales escribió un tratado de magia titulado Kitab al-Azif, que Theodorus Philetas renombró como Necronomicón al traducirlo al griego. Mediante el uso de procedimientos mágicos y drogas alucinógenas, el árabe loco fue capaz de contemplar distintos mundos y dimensiones, y en su libro anotó gran parte de lo que había visto. También se dice que Alhazred adoró tanto a Cthulhu como a Yog-Sothoth, aunque otros lo presentan como opuesto a estos seres.
Ibn Jalikán, biógrafo de Alhazred en el siglo XII, cuenta que el poeta «loco» fue devorado en el mercado de Damasco a plena luz del día por un monstruo invisible. Pero incluso esta leyenda es discutida; algunos afirman que es una errónea reelaboración de su previo estado de trance o de la muerte de su mentor, Yakthoob. Otros afirman que su muerte fue ficticia y que fue conducido a la Ciudad Sin Nombre para allí ser torturado y asesinado. Unos pocos herejes de su época proclamaron que viajó al Espacio Vacío, del que algún día regresará. Parece ser que uno de los primeros escribas que copiaron el Necronomicón cometió un error respecto al nombre del autor del libro, puesto que «Abdul Alhazred» no tiene ningún sentido en árabe. Los eruditos han sugerido varias posibilidades ante el interrogante del verdadero nombre del árabe loco:
Abd al-Azrad, «el que adora al gran devorador» (de «abd» = adorador/siervo, «al» = el, Azrad = «estrangulador/devorador»). [Hamblin].
Abd Al-'Uzza, «servidor de Al-Uzza [una diosa premusulmana]». [Stanley].
Abdallah Zahr-ad-Din, «Servidor-de-Dios Flor-de-la-Fe» (dada la religión del árabe loco, resulta un nombre muy poco probable) [de Camp].
al-Hazred, un nombre que solo ha conservado su significado de «uno-que-velo-que-no-se-debería-ver» en yemení [Farmer].
Aparte del Necronomicón, solo han sobrevivido unas pocas de las obras de Alhazred, entre ellas el relato corto «Al Jeldah». («El Azote») y unos pocos poemas, que fueron bastante populares entre los nobles de su época.
[«Abdul Alhazred» era en realidad un nombre de juegos del propio Lovecraft, inventado por él mismo o por el abogado de la familia Whipple, Albert Baker, cuando HPL era muy joven].
Consulta Al-Azif; Chorazin; Ciudad sin Nombre; Hadoth; Ibn Schacabao; Irem; Kara-Shehr; Lámpara de Alhazred; Laberinto de los siete mil marcos de cristal; Necrolatría; Necronomicón (apéndices); Philetas, Theodorus; Que no está muerto…; Rituales Yhe; Shoggoths; Yakthoob. («La cripta bajo la mezquita», Carter; «El destino de Yakthoob», Carter; «En la ciudad de los pilares», Carter; «Mnomquah», Carter; «El ser bajo Menfis», Carter; «La sombra procedente de las estrellas», Carter; «A Brief Biography of Abdul Alhazred», Cornford; «Prefacio» al Al-Azif, de Camp; «La Ciudad sin Nombre», Hamblin [J]; «Notas sobre un fragmento del Necronomicón», Hamblin [J]; Manual del Guardián, Herber [J]; «La Ciudad sin Nombre», Lovecraft [O]; «Historia del Necronomicón», Lovecraft; «The Transition of Abdul Alhazred», Price; «The Scourge», Saplak; Ex Libris Miskatonici, Stanley).

ALLEN, ZADOK (aprox. 1831–¿1926?). Borracho de Innsmouth, Massachusetts. Cuando Zadok tenía unos quince años, la epidemia golpeó Innsmouth y causó la muerte de su padre, un golpe del que Allen nunca se recuperó. Se convirtió en miembro de la Orden Esotérica de Dagón, junto al resto de la población, pero nunca se le admitió en el círculo interior. Desapareció en el verano de 1926, tras una conversación con Robert Olmstead.
Consulta Innsmouth; Olmstead, Robert; Orden Esotérica de Dagón. («La sombra sobre Innsmouth», Lovecraft [O]).

AMOS DEL CREPÚSCULO DE PLATA. Organización fundada en 1657. Su objetivo principal es lograr que la ciudad cadavérica de R’lyeh emerja del océano y sacar a Cthulhu de su tumba, de modo que pueda ser libre y aniquilar a toda la humanidad. No se ha logrado probar relación alguna entre esta organización y la sociedad benéfica «La Orden Hermética del Crepúsculo de Plata».
Consulta Cthulhu; R’lyeh; Stanford, Carl. («El aquelarre de Cannich», Clegg [J]; «La orden hermética del crepúsculo de plata», Hutchinson [J]).

ANCIANOS (también ARCAICOS o ANTIGUOS o PRIMIGENIOS). Criaturas metamorfoseadas que han cruzado el Último Portal guardado por Tawil at’Umr. Aunque originalmente pertenecían a muchas especies distintas, aparecen en el gran templo de Tawil at’Umr como figuras encapuchadas y durmientes, que portan cetros y se sientan sobre unos pedestales. Los Ancianos solo despiertan para ayudar a los que desean atravesar el Último Portal y unirse a sus filas. Es posible que los Ancianos sean los propios Primigenios.
Consulta Códice Vaticano; Primigenios; «Umr at-Tawil. («A través de las puertas de la llave de plata», Lovecraft y Price).

ÁNGELES DESCARNADOS DE LA NOCHE (también DESCARNADAS ALI-MAÑAS DE LA NOCHE y DESCARNADOS NOCTURNOS). Especie que aparece tanto en las Tierras del Sueño como en el mundo de la vigilia. Anatómicamente se parecen mucho a los seres humanos, salvo por su piel (similar a la de las ballenas), sus enormes alas de murciélago, sus cuernos, y porque carecen por completo de rasgos allí donde tendría que estar el rostro (no se ha podido determinar cómo logran ser conscientes de su entorno sin los órganos adecuados). A veces portan tridentes pero, de no ser así, no llevan ni herramientas ni armas.
Se los suele encontrar en lugares desiertos, tan lejos como sea posible de la humanidad. Si un viajero se interna en su territorio, los ángeles descarnados le tienden una emboscada y lo llevan por los aires, haciéndole cosquillas con sus enormes colas dentadas si se resiste. A los que siguen debatiéndose los dejan caer desde una gran altura; a los que no, los conducen a lugares extraños y peligrosos, donde los abandonan (dentro de las Tierras del Sueño, uno de sus lugares favoritos es el Valle de Pnath). No obstante, en ocasiones, los ángeles descarnados han forjado alianzas con ciertas criaturas. En algunas empresas han servido de exploradores y monturas para los gules y, al menos en una ocasión, han obedecido por voluntad propia a un amo humano. Se dice que los ángeles descarnados sirven a Nodens, Señor del Gran Abismo, pero hasta cierto punto también están aliados con los gules, Yibb-Tstll, Yegg-ha y los Señores de Luz (Luz es un reino situado tras las montañas que separan Inganok de Leng, en las Tierras del Sueño). Existe la hipótesis de que los ángeles descarnados son oriundos del Gran Abismo de las Tierras del Sueño, y que los que sirven a otras criaturas (aparte de Nodens y los gules), fueron capturados de pequeños y criados por sus nuevos amos. La invocación de un ángel descarnado de la noche requiere el uso de una piedra que lleve grabado el símbolo arcano, y ha de realizarse de noche, pero no se conoce nada más del proceso.
Consulta Gran Abismo; gules; Leng; Nodens; Pnath, Valle de; shantak; Símbolo Arcano; Yegg-Ha; Yibb-Tstll. («The Winfield Heritance», Carter; Dreams and Fancies, Lovecraft; «En busca de la ciudad del sol poniente», Lovecraft [O]; «Horror en Oakdeene», Lumley; Hero of Dreams, Lumley).

ANGELL, GEORGE GAMMELL (1857–1926). Profesor emérito de lenguas semíticas en la Universidad de Brown, fallecido de un ataque al corazón el 23 de noviembre de 1926. Angell fue un pionero en la investigación del culto global a Cthulhu y, tras él, otros eruditos (comenzando por su sobrino Francis Thurston) han basado sus conclusiones en su obra.
Consulta Cthulhu; R’lyeh; Thurston, Francis. («The Call of Cthulhu» (adaptación gráfica), Coulthart y Lovecraft; «La llamada de Cthulhu», Lovecraft [O]).

ÁNGULOS DE TAGH CLATUR. Serie de ensalmos que pueden traer a este mundo a criaturas del Otro Lado. Solo se pueden usar para ello los ángulos inversos, que hacen que estas criaturas se vuelvan parcialmente corpóreas (quizás algunos sumos sacerdotes egipcios conocieran estas ceremonias y las usaran para conducir a Glaaki a la Tierra de manera temporal, antes de su posterior llegada dentro de un meteorito). Estos ángulos inversos también proporcionan protección contra tales criaturas. Es probable que la ceremonia sin invertir no se pueda utilizar hasta el resurgir de los Primigenios.
Consulta Glaaki. («Aquel que rasga los velos», Campbell; «The Inhabitant of the Lake», Campbell [O]; «Something in the Moonlight», Carter).

ANILLO DE EIBON. Artefacto que fabricó el poderoso mago hiperbóreo Eibon, o al menos que le perteneció. En la época medieval estuvo en posesión de la familia Chaudronnier, de Averoigne, pero se desconoce quién puede ser su actual dueño. El anillo fue forjado con oro rojizo y se le engarzó una gran piedra púrpura. Si se lo sostiene sobre ámbar en combustión, saldrá un demonio de la gema para responder a cualquier pregunta que pueda hacer su invocador.
Consulta Averoigne; Eibon. («La bestia de Averoigne», Smith).

ANILLO SERPIENTE DE SET (también ANILLO DE THOTH-AMON). Artefac-to creado por una raza anterior a la humanidad (con toda probabilidad los hombres serpiente). El anillo era una obra de orfebrería de color cobrizo, forjada con la forma de una serpiente que daba tres vueltas sobre sí misma y que se cogía la cola con la boca. El mago estigio Thoth-Amon encontró el anillo en una tumba olvidada y lo utilizó para impulsar su ascenso al sumo sacerdocio de Set. Tras su muerte, los sacerdotes de Egipto escondieron el anillo bajo uno de sus altares. Allí siguió durante miles de años, hasta que lo robó un noble romano; el anillo llegó a manos del Emperador Tiberio justo antes de su muerte. Tras aquello, el anillo circuló por diversos cultos de hechiceros hasta llegar la época moderna, cuando apareció entre los efectos personales del ocultista y diletante Gustaf Vrolok. Se desconoce su paradero actual. Un hechicero lo bastante poderoso podría usar el anillo para invocar demonios que atacasen a sus enemigos, o incluso poseer durante un corto periodo de tiempo el cuerpo de otra persona. No obstante, el anillo contenía una poderosa maldición que resultó especialmente peligrosa para aquellos de linaje real o demasiado débiles para controlar su poder.
Consulta Estigia; hombres serpiente; Set; Thoth-Amon. («El fénix en la espada», Howard [O]; «The Haunter of the Ring», Howard; «The Ring of Set», Tierney; «The Worm of Urakhu», Tierney).

ANTARKTOS, MONTE [ant-ARK-toes]. Montaña localizada cerca del Polo Sur, bajo la que habita el Primigenio Gol-goroth.
Consulta Gol-goroth. («The Fishers from Outside», Carter; Hongos de Yuggoth, Lovecraft [O]).

ANTIGUOS. Criaturas alienígenas cuyos rasgos incluyen elementos tanto del reino animal como del vegetal. Un Antiguo que fue descubierto recordaba a un cilindro con punta cónica. Este cilindro se veía coronado por una cabeza con forma de estrella de mar, con un ojo al final de cada uno de sus apéndices, una serie de cilios que permitían que el Antiguo percibiera lo que lo rodeaba sin necesidad de luz, y cinco tubos para alimentarse. De su base surgían cinco tentáculos musculares terminados en palas; cinco series de tentáculos se extendían a intervalos regulares alrededor del centro del cilindro, y cinco alas retráctiles completaban la anatomía de estas criaturas. Los Antiguos preferían vivir bajo las aguas, pero podían volar y morar sobre la tierra sin ningún problema. Los Antiguos llegaron a nuestro planeta cuando este era aún joven, y volaron hasta aquí a través del espacio exterior. Construyeron una gran ciudad cerca del Polo Sur, y desde allí fueron emigrando hasta colonizar gran parte del planeta. Es posible que mientras llevaban a cabo esta gran colonización, crearan a Ubbo-Sathla, el origen de toda la vida terrestre, así como una raza servidora, los shoggoths. En su momento álgido, estas criaturas emprendieron guerras contra la semilla de Cthulhu y los mi-go, que estaban consolidando sus propios territorios en la Tierra, y tuvieron que enfrentarse a una insurrección de sus sirvientes shoggoths. Aunque triunfaron en la mayoría de los casos, estos conflictos se cobraron su precio, y finalmente los Antiguos abandonaron la mayoría de sus ciudades. No obstante, su ciencia y su arte siguieron siendo tan magníficos como siempre. Cuando el frío invadió su hogar de la Antártida, los Antiguos decidieron que ya no querían tener nada que ver con el mundo exterior. Se retiraron a un enorme lago subterráneo situado bajo su primera y mayor ciudad, en las montañas cerca del Polo. Desde entonces no se ha descubierto ningún rastro de ellos, salvo que demos crédito a la investigación del profesor Gordon Walmsley y a los informes de las expediciones Pabodie y Starkweather-Moore.
[En «En las Montañas de la Locura», Lovecraft utiliza el término de «Antiguos» para referirse a estos seres, pero a lo largo del texto usa más a menudo «Primordiales[4]». Por otro lado, los que aparecen en «El horror de Dunwich[5]» parecen mucho más afines a los Primigenios. Chaosium aplica el término de «Antiguos» a estas criaturas para no confundirlas con los otros «Primordiales»].
Consulta Arcillas de Eltdown; Criaturas aladas; Cthulhu; Esferas de Nath; Expedición Pabodie; Expedición Starkweather-Moore; Fragmentos de G’harne; Manuscritos Pnakóticos; mi-go, Nath; Nyogtha; Primordiales; R’lyeh; Semilla estelar de Cthulhu; shoggoths, Símbolo Arcano; Trapezoedro Resplandeciente; Ubbo-Sathla; Yian-Ho; yuggs. («En las Montañas de la Locura», Lovecraft [O]; «En las bóvedas subterráneas», Lumley; Deities and Demigods Cyclopedia, Ward con Kuntz [J]).

APHOOM ZHAH [ah-foom-ZAH]. Criatura flamígera engendrada por Cthugha después de que este Primigenio fuera apresado. Aphoom Zhah se parece a una parpadeante llama grisácea que congela todo lo que toca. Tras abandonar Fomalhaut, Aphoom Zhah pasó algún tiempo en Yaksh antes de llegar finalmente a la Tierra, al Monte Yarak (o Yaanek), en el Polo Norte. De acuerdo con los Manuscritos Pnakóticos, los Dioses Arquetípicos lo encontraron allí y lo confinaron en un profundo pozo bajo el Polo. En su furia, Aphoom Zhah liberó un enorme frío, congelando la tierra a su alrededor. Esta criatura fue posteriormente responsable de empujar a Rlim Shaikorth a destruir la tierra de Mhu Thulan. En los años siguientes, el propio Aphoom Zhah generó el frío que arrasó Hiperbórea, Zobna y Lomar. Se cree que Aphoom Zhah engendró a Gnoph-keh, a Rhan-Tegoth y a Voorm. Los gnophkehs y los voormis lo adoran, pero no existe ningún culto humano relacionado con él.
Consulta Cthugha; Dioses Arquetípicos; Elementos, Teoría de los; Gnoph-keh; gnophkehs; Hiperbórea; Lomar; Mhu Thulan; Rlim Shaikorth; Tablillas de los voormis; voormis; Yaanek. («Acolyte of the Flame», Carter; «Zoth-Ommog», Carter [O]; «The Light from the Pole», Carter y Smith).

APUNTES DE YGOTH [EE-gauth]. Escritos del mago Ygoth, que vivió en el continente de Mu. La única reproducción conocida, encuadernada en madera de tlath, se conservaba en el Templo de Shub-Niggurath en Aglad-Dho, y desde entonces no se sabe nada de ella. Solo se ha citado una parte, en la que Ygoth habla de la vida y las artes arcanas de su antiguo maestro Iraan.
Consulta Mu. («The Offering», Carter).

APUNTES ORIGINALES SOBRE EL NECRONOMICÓN. Primera edición del libro de Joachim FeeryNotas sobre el Necronomicón, que apareció en 1901. Contiene mucho material que fue expurgado en la edición posterior y, precisamente por ello, algunos lo consideran más completo que el propio Al-Azif.
Consulta Feery, Joachim; Notas sobre el Necronomicón. (Manual del Guardián, Herber [J]; «Name and Number», Lumley [O]; «Soul of the Devil-Bought», Price; Ex Libris Miskatonici, Stanley).

APUNTES SOBRE NESSIE: ¡LOS SECRETOS DEL LAGO NESS AL DESCUBIERTO! Libro de Robert Allan McGilchrist, natural de Edimburgo. Después de que su esposa y sus hijos lo abandonaran por culpa de sus curiosas manías, McGilchrist publicó una serie de ensayos sobre temas mitológicos como el Gusano de Lambton y las náyades que supuestamente vivían en los lagos cercanos a Inverness. Apuntes sobre Nessie causó cierta sensación cuando apareció publicado en el año 1900, a pesar de su limitada tirada. Cierto día, McGilchrist apareció ahogado en una alberca de su propiedad. Disponemos de muy poca información sobre lo que contenía el libro, aunque podría relacionar a Cthulhu con los dragones y serpientes marinas de las mitologías de todo el mundo.
Consulta Cthulhu. (Manual del Guardián, Herber [J]; Beneath the Moors, Lumley [O]; «The House of the Temple», Lumley).

ARÁN, MONTE. Pico que se alza en el Valle de Ooth-Nargai, cerca de Celephais. La parte inferior de sus laderas está cubierta de un exuberante bosque de ginkgos, mientras que su cima permanece cubierta por la nieve durante todo el año. Aunque los dioses de la Tierra nunca bailaron sobre esta montaña, las leyendas sobre extrañas esculturas de hielo hacen que los viajeros se muestren reluctantes a escalar sus laderas.
Consulta Celephais; Ooth-Nargai. («Celephais», Lovecraft [O]; «Iced on Aran», Lumley).

ÁRBOLES INMENSOS. Plantas inteligentes y telépatas de cientos de metros dealtura. Los Árboles Inmensos vivían antaño en un mundo cuyo clima se estaba haciendo demasiado frío para poder sobrevivir en él. El mago Ardatha Ell se llevó las hojas de la vida o «semillas» de los últimos tres árboles y las plantó en otros lugares: una en el Elíseo, otra cerca de Thalarion y la última en un lugar desconocido. Los árboles son muy empáticos, pero a menudo no son capaces de defenderse de los ataques.
Consulta Elíseo; Thalarion. (Elysia, Lumley; Hero of Dreams, Lumley [O]).

ARCILLAS DE ELTDOWN (también FRAGMENTOS DE ELTDOWN). Fragmentos de alfarería descubiertos cerca del Eltdown, en el sur de Inglaterra, en 1882 (aunque otra fuente asegura que aparecieron en Groen Landia en 1903). Los análisis psíquicos del profesor Turkoff, del Institituto Beloin, sugieren que fueron los Antiguos los que grabaron estas piezas de cerámica y que las enterraron cuando Gran Bretaña aún era parte de Pangea. Por su parte, Lin Carter supone que los autores de esta obra fueron en realidad los miembros de la Gran Raza de Yith, pero las comparaciones de estos fragmentos con otros documentos similares sugieren que fueron escritos por los Antiguos y que cualquier reproducción de la Gran Raza hubo de ser transcrita posteriormente. Las arcillas, descubiertas en un estrato pétreo del Triásico, tienen inscritas muchas marcas extrañas de significado desconocido. Los dos primeros eruditos que examinaron los fragmentos, los doctores Woodford y Dalton, rápidamente aseguraron que eran intraducibles. Sin embargo, desde entonces han circulado entre ciertos grupos ocultistas varios manuscritos que supuestamente revelaban los auténticos secretos de estos objetos. Alrededor de 1912, el reverendo Arthur Brooke Winters-Hall, sacerdote de Sussex, trató de descifrar los fragmentos y en 1917 publicó un grueso opúsculo en el que incluía los resultados de su propia traducción. Aunque se consideró que el panfleto era demasiado largo como para poder ser una traducción de los textos, relativamente cortos, encontrados en los fragmentos, desde su publicación se ha citado en las obras de muchos autores ocultistas. También debe mencionarse que la obra de Gordon Whitney The Eltdown Shards: A Partial Translation confirma la mayoría de las conclusiones de Winters-Hall, igual que ocurre con la traducción del doctor Everett Sloan. El libro habla del planeta de Yith, desde el que vino a la Tierra la Gran Raza, y del ser conocido como el Guardián del Conocimiento. También relata los intentos de colonización de los yekubianos. Muchas secciones de este libro guardan una asombrosa semejanza con los Manuscritos Pnakóticos, aunque para poder avanzar en este campo habrá que esperar al descubrimiento de nuevos fragmentos originales. Recientemente se ha descubierto otra versión de las arcillas de Eltdown, inscritas sobre láminas de metal en una lengua protosemítica. Supuestamente estas placas se remontan a millones de años atrás, pero todavía no se ha realizado ninguna comparación entre ellas y la versión más aceptada de los fragmentos.
Consulta Antiguos; Avaloth; Fragmentos de Celaeno; Gran Raza de Yith; Guardián del Conocimiento; Manuscritos Pnakóticos; Yekub; Yith. («Wrath of the Wind-Walker», Ambuehl y Price; «Zoth-Ommog», Carter; Manual del Guardián, Herber [J]; «En la noche de los tiempos», Lovecraft; Selected Letters V, Lovecraft; «El desafío del más allá», Lovecraft et al.; «The Sealed Casket», Searight [O]; «The Warder of Knowledge», Searight; Ex Libris Miskatonici, Stanley; «The Guardian of the Pit», Searight).

ARKHAM. Ciudad situada junto al río Miskatonic, en el Condado de Essex, Massachusetts. Arkham fue fundada a finales del siglo XVII por librepensadores que consideraban demasiado estrictas las comunidades religiosas de la zona. En sus comienzos, el pueblo creció lentamente, y la agricultura era la principal fuente de ingresos. Alrededor del año 1692, el fervor de la caza de brujas que barrió Salem también afectó a Arkham, y sus autoridades enviaron a Salem al menos a una bruja, Keziah Mason, para que fuera juzgada. Además, Goody Fowler fue ahorcada por una muchedumbre furiosa tras su regreso al pueblo en 1704.
A mediados del siglo XVIII, Arkham se convirtió en un próspero puerto de mar. Fue uno de los capitanes más influyentes de la población, Jeremiah Orne, quien donó los libros y los fondos que permitieron fundar el Instituto de Artes Liberales de Miskatonic. A comienzos del siglo XIX, el comercio fluvial había declinado, pero comenzaron a erigirse muchos molinos en las riberas del Miskatonic. En 1861, el Instituto de Artes Liberales de Miskatonic, que ya gozaba de la mejor reputación, pasó a ser la Universidad Miskatonic, una institución que se convirtió en la seña de identidad más famosa de la zona. La inundación de 1888 y el brote de cólera de 1905 provocaron un serio declive en la riqueza de la ciudad, pero gracias sobre todo a los ingresos generados por la Universidad, Arkham fue capaz de recuperarse y prosperar hasta que sobrevino la desastrosa tormenta y posterior inundación de 1980, cuando quedó destruida gran parte de la ciudad.
Existen diferentes informes sobre la situación actual de Arkham. Algunos dicen que la ciudad está en decadencia y no es más que un suburbio de la cercana Beverly, mientras otros sostienen que su población está en continuo crecimiento y que Miskatonic cuenta con instalaciones punteras. En cualquier caso, el pueblo es un auténtico paraíso para los eruditos y anticuarios, pero no tiene gran cosa que ofrecer al viajero ocasional.
Consulta Armitage, Henry; Aylesbury; Brown Jenkin; Carretera de Aylesbury; Carter, Randolph; Casa de la Bruja; Culto de la Calavera; Derby, Edward; Dewart, Ambrose; Gilman, Walter; Kingsport; Mason, Keziah; Miskatonic, Río; Miskatonic, Universidad; Phillips, Ward; Prodigios Taumatúrgicos; Shrewsbury, Laban; Smith, Morgan; S’ngac; Upton, Daniel; Wilmarth, Albert. (Secretos de Arkham, Herber [J]; Una Resección en el Tiempo, Johnson [J]; «La estación de la bruja», Launius [J]; «El grabado en la casa», Lovecraft [O]; «Herbert West: reanimador», Lovecraft; «El horror de Dunwich», Lovecraft; «Los sueños en la casa de la bruja», Lovecraft; The Transition of Titus Crow, Lumley).

ARMITAGE, HENRY (1855–¿1939/1946?). Antiguo director de la biblioteca de la Universidad Miskatonic, y autor de Notes toward a Bibliography of World Occultism, Mysticism, and Magic [Apuntes para una Bibliografía del mundo del ocultismo, el misticismo y la magia], Miskatonic University Press, 1927, y Devils and Demons in the Miskatonic Valley [Diablos y Demonios del Valle del Miskatonic]. La infancia de Armitage permanece envuelta en el misterio. Han circulado rumores calumniosos de que provenía de Innsmouth, y que sus padres murieron en el asalto federal a dicho pueblo. Armitage asistió a la Universidad Miskatonic (promoción de 1881) y después obtuvo el doctorado en Princeton y el Máster en Letras en Cambridge. El joven Armitage comenzó a interesarse por los temas misteriosos en 1882, cuando se enteró de que un extraño meteorito había caído cerca de Arkham. Este suceso le llevó a obtener una reproducción del Necronomicón para la biblioteca, y a consultarla por primera vez. Posteriormente, Armitage retomó este libro para resolver la misteriosa muerte de Wilbur Whateley, un habitante de Dunwich con el que había mantenido correspondencia y que fue asesinado en la propia biblioteca. Con la ayuda de los profesores Rice y Morgan, puso fin al terror que había asolado Dunwich. Después de aquello, su salud se resintió, y fue relevado de su puesto en favor de Cyrus Llanfer antes de 1936, aunque parece que siguió relacionado con la biblioteca de alguna forma. Nunca se aclararon del todo las circunstancias que rodearon su muerte. Una fuente afirma que pereció mientras trataba de salvar la colección de Libros Raros de un incendio, en 1939, mientras que otra menciona que falleció en 1946 de un ataque al corazón provocado por la acometida de los perros guardianes, junto a la biblioteca.
Consulta Arkham; Dunwich; Innsmouth; Llanfer, Cyrus; Miskatonic, Universidad; Morgan, Francis; Rice, Warren; Whateley, Wilbur; Wilmarth, Albert. («The Seven Cities of Gold», Burnham; «The House of Azathoth», Cannon; «Zoth-Ommog», Carter; Secretos de Arkham, Herber [J]; Una Resección en el Tiempo, Johnson [J]; «El terror de las profundidades», Leiber; «El horror de Dunwich», Lovecraft [O]; «The Black Brat of Dunwich», Sargent; Ex Libris Miskatonici, Stanley).

ARRECIFE DEL DIABLO. Pequeño afloramiento rocoso situado justo a la salida del puerto de Innsmouth, Massachusetts, en las coordenadas 41º 44’ N, 71º 16’ O. Fue el capitán John Smith, que desembarcó allí durante una exploración de la costa de Nueva Inglaterra, quien le dio nombre. A mediados del siglo XIX, este lugar fue visitado en numerosas ocasiones por el capitán Obed Marsh, de quien los lugareños decían que estaba buscando un tesoro pirata oculto en una de las muchas cuevas que horadan la cima del arrecife. Posteriormente, la Orden Esotérica de Dagón que fundó el propio Marsh viajó al arrecife, usando en ocasiones los caminos secretos que hay allí para viajar hasta Y’ha-nthlei. A pesar de la erradicación del culto por parte de agentes federales en 1928, los pescadores de la región todavía se niegan a navegar cerca del arrecife, y la Armada sigue pidiendo a sus naves que informen de cualquier actividad sospechosa que puedan encontrar en las proximidades.
Consulta Innsmouth; Marsh, Obed; Orden Esotérica de Dagón; Wilmarth, Fundación; Y’ha-ntlei. (Delta Green, Detwiller, Glancy, y Tynes [J]; «La sombra sobre Innsmouth», Lovecraft [O]; Huida de Innsmouth, Ross [J]).

ATAL [ah-TAHL]. Sumo sacerdote de los Dioses Arquetípicos en Ulthar, en las Tierras del Sueño. Atal era hijo de un posadero, pero logró convertirse en aprendiz de Barzai, sacerdote en Ulthar de los dioses de la Tierra, y le acompañó en su ascenso al Monte Hatheg-Kla. Atal es ahora el Sumo Sacerdote y todavía preside las ceremonias, aunque tiene más de trescientos años.
Consulta Barrera de Naach-Tith; Barzai; Dioses Arquetípicos; Hatheg-Kla, Monte; Skai; Tierras del Sueño; Ulthar. («En busca de la ciudad del sol poniente», Lovecraft; «Los gatos de Ulthar», Lovecraft [O]; «Los Otros Dioses», Lovecraft).

ATLACH-NACHA [AT-lach NACH-ah]. Primigenio similar a una araña descomunal con cabeza antropoide. Se dice que Atlach-Nacha llegó a la Tierra desde Cykranosh (Saturno) junto a Tsathoggua. En la época hiperbórea, el dios araña vivió en una gran sima bajo el Monte Voormithadreth. Los informes más recientes sobre él provienen de Siberia y Perú. Atlach-Nacha pasa todo su tiempo cubriendo con su telaraña un abismo sin fondo que se alza entre el reino de la vigilia y las Tierras del Sueño, una tarea que le mantendrá ocupado hasta el fin del mundo. Es posible convocar a Atlach-Nacha para que posea una de sus estatuas, aunque él odia abandonar su labor. Han existido unos pocos cultos en honor de esta deidad a lo largo de los siglos. Los fenicios sentían gran reverencia por este Primigenio, y se ha confirmado la existencia de pequeños grupos de fieles en la India y en las islas Andamán. La Orden Esotérica de Dagón se refiere a Atlach-Nacha como una criatura que vive en el «Árbol de la Muerte» y que castiga a los que no se reproducen con los profundos y entre sí. Pero Atlach-Nacha trata sobre todo con los hechiceros, que contactan con él a cambio de sabiduría arcana. Se dice que Atlach-Nacha controla a todas las arañas, y que en el pasado fue el señor de todos los Hijos de Atlach-Nacha, criaturas arácnidas que vivieron a comienzos de la Era Mesozoica y de los que ahora solo quedan curiosos fósiles aparecidos en algunos yacimientos de todo el mundo. Se puede devolver la vida a estos restos mediante procesos arcanos que solo conocen los chamanes más devotos de Atlach-Nacha. Algunos dicen que estas criaturas son idénticas a las arañas púrpuras de Leng. Hubo un intento destacado de descubrir el lugar donde mora Atlach-Nacha, la expedición Barton-Doherty. Este valiente grupo de exploradores partió en 1985 hacia los Andes para tratar de localizar a este Primigenio, equipados con armadura de fibra de vidrio para que al monstruo le fuera difícil devorarlos. Desgraciadamente, desde entonces no se ha vuelto a saber de ellos.
Consulta Cykranosh; Hiperbórea; Leng; Primigenios; Tsathoggua; Voormithadreth, Monte. («Las islas Andamán», Herber [J]; «Heterodox Churches in Innsmouth», Marsh; A Guide to the Cthulhu Cult, Pelton; S. Petersen’s Field Guide to the Creatures of the Dreamlands, Petersen [J]; «Las siete pruebas», Smith [O]; «Web of Memory», Szymanski [J]; The Complete Dreamlands, Williams and Petersen [J]; The Philosopher’s Stone, Wilson).

ATLÁNTIDA (también ATLANTIS). Continente perdido situado en el Océano Atlántico. Gran parte de la historia de la Atlántida permanece envuelta en el misterio. El primer reino de la Atlántida, Caiphul, fue fundado por Valthoth, el Príncipe de los Últimos Días, conocido después como el dios Thoth, que guió a los refugiados de la destrucción de Lemuria. Este primer reino cayó al fin (posiblemente por culpa de las batallas contra los monstruos de las profundidades del mar), y durante bastante tiempo reinó la confusión.
El segundo imperio fue fundado por una dinastía que descendía de Cleit] y del dios marino Pazadon (o Poseidón). Esta pareja tuvo diez hijos, cada uno de los cuales fundó un reino en la Atlántida. El mayor de ellos, Atlas, se erigió como señor de la Ciudad de las Puertas de Oro, un precioso lugar diseñado según un esquema circular, lleno de cursos de agua y muros defensivos. Los atlantes destacaron en los campos de la ciencia y la magia, pero en la caída de Lemuria se habían perdido muchos conocimientos, y esas artes nunca volvieron a alcanzar su pasada grandeza. Tenían un panteón muy variado, que incluía dioses como Daoloth, Gloon, Bast y Ghatanothoa. Pasó el tiempo y las fuerzas del Caos volvieron a ser poderosas; muchos atlantes practicaban la magia negra. Finalmente, su poder se hizo tan grande que Thelatha, el Rey Demonio, que servía a los agentes del Caos, pudo conquistar la Ciudad de las Puertas de Oro. Al final, los experimentos mágicos de estos hechiceros salieron terriblemente mal y la ciudad se hundió en el mar.
El consiguiente cataclismo arrasó una parte del continente e hizo que el resto quedara inhabitable. Como resultado, los atlantes perdieron gran parte de su conocimiento e involucionaron hasta el salvajismo. Esta fue la época del rey Kull. Los atlantes lograron conquistar algunas tierras en otros continentes, pero su gloria había quedado atrás. Hace veinte mil años, al comienzo de la Era Hiboria, una gran parte de la Atlántida se hundió bajo las olas. Las causas son desconocidas, y podrían ir desde una catástrofe geológica a un fallido experimento de hechicería, pasando por la ira de los dioses. Algunas islas, entre ellas Poseidonis y Bal-Sagoth, sobrevivieron a la inundación, pero al final casi todas ellas también quedaron cubiertas por las aguas.Los supervivientes del desastre huyeron a lugares tan distantes como el Sáhara, Averoigne y el Caribe. El saber de la Atlántida, preservado por los sumos sacerdotes Klarkash-Ton y Luveh-Keraphf, ha sobrevivido de modo fragmentario entre los sacerdotes de Sais en Egipto. Tal vez las propias ruinas de la Atlántida sigan esperando bajo las olas pero, de ser así, nadie que las haya visto ha vivido para contarlo.
Una tradición alternativa es la de Wonders Witnessed, de Beloe, que sostiene que la Atlántida (o «Alanhati») fue habitada por los Antiguos, que hicieron que desapareciera para evitar los ojos del hombre. No obstante, esta información contradice gran parte de lo conocido sobre aquella época.
[La Atlántida apareció por vez primera en los diálogos de Platón de Timeo y el inconcluso Critias. Se ha debatido mucho si los relatos de Platón eran alegorías o reelaboraciones de verdaderas leyendas o sucesos acaecidos milenios atrás. Algunos han afirmado que la Atlántida sí existió (aunque suelen describirla en términos de su propia utopía política, nacional o racial), mientras que otros dicen que algún cataclismo, como la destrucción volcánica de la isla de Thera, en el 1500 a. C., sirvió de modelo para la leyenda. La fascinación moderna con la Atlántida comenzó con el libro de Ignatius Donnelly Atlantis: The Antedeluvian World (1882), y no muestra signos de amainar. Lovecraft y sus colegas escritores tomaron gran parte de la información atlante de la teosofía, y el libro teosófico más famoso sobre el tema era The Story of Atlantis and the Lost Lemuria (Historia de los Atlantes, 1925), de W. Scott-Elliot].
Consulta Antiguos; Bal-Sagoth; Libro de Dzyan, El; Bugg-Shash; Cimmeria; Daoloth; Gloon; Edad Hiboria; Klarkash-Ton; K’n-yan; Kull, Rey; Lemuria; L’mur-Kathulos; Nodens; Poseidonis; Trapezoedro Resplandeciente; Tsathoggua. (La Doctrina secreta, Blavatsky; «El absceso», Bloch; «Aquel que rasga los velos», Campbell; The Black Star, Carter; «The Seal of Zaon Sathla», Carter; Conan de las islas, Carter y de Camp; «La Edad Hiboria», Howard; «La extraña casa de la niebla», Lovecraft; «El que susurra en la oscuridad», Lovecraft; Selected Letters V, Lovecraft; «El Templo», Lovecraft; «La última prueba», Lovecraft y de Castro; «Reliquia de un mundo olvidado», Lovecraft y Heald; «En las bóvedas subterráneas», Lumley; The Transition of Titus Crow, Lumley; «Critias», Platón; «Timeo», Platón [O]; Historia de los atlantes, Scott-Elliot; «La ciudad bajo el mar», Thomas y Willis [J]).

AVALOTH [ah-vah-LOETH]. Criatura mencionada en la quinta Arcilla de Eltdown, y conocida por su voraz apetito. Avaloth creó una enorme capa de hielo que creció hacia el sur y amenazó con cubrir el mundo entero. El mago Om Oris enfrentó su poder contra Avaloth, y presumiblemente provocó su destrucción mediante una enorme oleada de calor. Algunos dicen que «Avaloth» es en realidad el nombre secreto de Ithaqua.
Consulta Arcillas de Eltdown; Ithaqua. («Wrath of the Wind-Walker», Ambuehl y Price; Selected Letters V, Lovecraft; «The Warder of Knowledge», Searight [O]).

AVEROIGNE. Provincia centro-meridional de Francia, conocida más comúnmente como Auvergne o Auverne, y considerada la más plagada de brujas de todo el país. Los Annales de Flavius Alesius afirman que la zona estaba poblada, en época de los galos, por los averones, un pueblo que provenía originalmente de una tierra situada al oeste que se hundió bajo el océano. Durante la época romana, los pueblos de Simaesis y Avionium (conocidos después como Ximes y Vyones, respectivamente) eran muy temidos debido a la presencia de cultos consagrados a un dios llamado Sadoqua. La Iglesia trató de erradicar esta religión, pero en el siglo XI muchos altos eclesiásticos de la zona habían adoptado ya estas antiguas prácticas y poco pudo hacerse. Sin duda alguna, el habitante más famoso de Averoigne fue Gaspard du Nord de Vyones, un reputado mago que tradujo el Libro de Eibon al francés normando en el siglo XIII o XIV. Al ser fácilmente accesible, este tomo provocó un resurgimiento de la hechicería en la región que nunca se extinguió del todo.
[Auvergne es realmente una provincia francesa y, aunque no se encuentran en ella, es posible que las ciudades cercanas de Lyons y Limoges fueran Vyones y Ximes, respectivamente, en la imaginación de Smith. Lyons fue sede de un juicio de brujas, y la propia Auvergne cuenta al menos con una leyenda de un hombre lobo].
Consulta Anillo de Eibon; Château des Faussesflammes; du Nord, Gaspard; Libro de Eibon; Tsathoggua. (Selected Letters V, Lovecraft; «El coloso de Ylourgne», Smith; «El final de la historia», Smith).
AYLESBURY. Pueblo centro-septentrional de Massachusetts. Un industrial de Arkham, Elihu Beckford, fundó la población en 1802 sobre los restos de la anterior aldea de Broton. Beckford erigió una ciudad basada en su visión de una comunidad industrial utópica, y financió la construcción de la carretera de Aylesbury.
La comunidad ideal de Beckford murió con él, pero el pueblo siguió creciendo, principalmente gracias a la industria textil. A finales de siglo, la mayor parte de la producción ya se había trasladado al sur y la economía de Aylesbury se hundió. Hoy día, casi nada distingue a Aylesbury de cualquier otro pequeño centro de manufactura de Nueva Inglaterra.
Consulta Arkham; Carretera de Aylesbury; Dean’s Corners; Dunwich; Miskatonic, Río. (Return to Dunwich, Herber [J], «El horror de Dunwich», Lovecraft [O]).

AZATHI [ah-ZAH-thee]. Hijos de Azathoth engendrados a partir de energía termonuclear. Periódicamente, Azathoth vomita una de estas criaturas durante sus circunvoluciones sin sentido. La mayoría de estos nacimientos desembocan en la muerte del infante, que es incapaz de controlar su cuerpo y explota. Solo unos pocos logran contener sus energías internas y permanecer vivos hasta dejar atrás la corte de su padre. Tres Azathi, los seres conocidos como Azatha, Azathe y Azathu, aún perviven en algún lugar del cosmos.
Consulta Azathoth. (Elysia, Lumley).

AZATHOTH (también AZAZOTH O AZAG-THOTH). [AHZ-uh-thauth]. Dios Exterior también conocido como el Caos Nuclear y el Sultán Demoníaco. Normal-mente Azathoth aparece como una masa caótica e informe, pero se sabe que al ser invocado ha adoptado otros aspectos. Azathoth se sienta en el centro del Caos Definitivo (otros dicen que en el centro del universo, o incluso en cavernas bajo la superficie de la Tierra), borbotando y blasfemando mientras preside el baile de los Otros Dioses. Una cortina de colores aísla el resto del universo de la corte de Azathoth, donde las leyes convencionales del espacio y el tiempo desaparecen. Azathoth solo puede abandonar su trono si se lo convoca mediante un encantamiento, o a través de uno de los portales especiales situados en los templos de los insectos de Shaggai. La leyenda afirma que Azathoth creó el universo, y que al final lo destruirá. Algunos pensadores modernos han relacionado a Azathoth con el Big Bang; algo así podría encajar con los mitos griegos y nórdicos de la creación, que afirmaban que el universo había nacido a partir del caos primordial. Azathoth puede ser también una personificación de la radioactividad; de hecho, la fórmula que aparece en el De Vermis Mysteriis para invocarlo requiere una gran cantidad de material fisionable. También se le culpa a él de la explosión de Tunguska de 1908, aunque la mayoría de los científicos relacionan este violento suceso con un impacto de asteroide. Algunos eruditos han trazado paralelismos entre Azathoth y la gnóstica Achamoth, madre del Demiurgo que creó el universo, o con el culto egipcio a Atón, el disco solar, pero la adoración de Azathoth en su aspecto natural parece muy escasa. Su único culto terrestre auténtico era el de los gnophkehs, aunque en tiempos más recientes algunos dementes aislados también lo han adorado. Azathoth cuenta asimismo con un gran número de fieles entre los shans, cuyos templos contienen una imagen de su avatar Xada-Hgla. Los rituales que realizan los shans en honor de Azathoth son absolutamente abominables. Pronunciar el nombre de Azathoth concede gran poder sobre las criaturas del exterior; y su nombre secreto, que nadie conoce, proporciona una influencia aún mayor. En este sentido, no obstante, tiene sus límites y, por otro lado, ni siquiera el Necronomicón contiene el nombre secreto de Azathoth. Algunos afirman que el Sultán Demoníaco no siempre fue un Caos Idiota, sino que perdió su cuerpo y su mente en una enorme batalla intercósmica, en la que se lo expulsó por completo de esta dimensión. Sin embargo, esta interpretación solo aparece en unas pocas obras. También debería mencionarse la teoría de que el propio Azathoth no es más que una marioneta en manos de algo infinitamente más terrible.
Consulta Azathi; Azathoth y Otros Horrores; Cxaxukluth; De Vermis Mysteriis; Dioses Exteriores; Elementos, Teoría de los; Estigia; germen de Azathoth; gnophkehs; Kuranes; Libro de Azathoth; L’gy’hx; Massa di Requiem per Shuggay; Niebla Innominada; Oscuridad, La; Otros Dioses; Primigenios; Shaggai; shans; shantaks; Shub-Niggurath; S’ngac; Sothoth; Thyoph; Tond; Tulzscha; Ubbo-Sathla; Xada-Hgla. (El horror que nos acecha, Bloch; «The Insects from Shaggai», Campbell; «La Mina de Yuggoth», Campbell; «The Nameless Tower», Glasby; «Mandelbrot Moldrot», Gresh; La semilla de Azathoth, Herber [J]; «Hydra», Kuttner; «La última clase del profesor Peabody», Laird; «Azathoth», Lovecraft [O]; Elysia, Lumley; Los que acechan en el Abismo, Lumley; «The Last Night of Earth», Myers; The Philosopher’s Stone, Wilson).

AZATHOTH Y OTROS HORRORES (también AZATHOTH AND OTHER HORRORS). Libro de poemas de Edward Derby, el único que publicó en vida. La identidad de los editores no está del todo clara; algunos dicen que la Onyx Sphinx Press de Arkham, Massachusetts (posiblemente la propia imprenta de Derby), lo publicó en 1919, mientras que otros sostienen que una compañía de Cambridge lo editó en 1916 y sacó al mercado varias ediciones más antes de quebrar en 1931. En época más reciente, la imprenta Casa de Azathoth, de Bagdasarian, sacó una nueva edición en la primavera de 1946. La obra «Azathoth», que ocupa la mitad del libro, describe un encuentro onírico con el sultán demoníaco Azathoth. Otros poemas incluidos son «El auge de la némesis», «La casa Charnel», «Muerto, que no desaparecido», y «El beso de la medusa». Aunque es una obra relativamente poco conocida, Azathoth y otros horrores ha influido en diversos libros, entre ellos El tunelador de abajo, de Georg Fischer.
Consulta Azathoth; Derby, Edward Pickman; Tunelador de abajo, El; Waite, Asenath. («The House of Azathoth», «Derby»; Manual del Guardián, Herber [J]; «El terror de las profundidades», Leiber; «El ser en el umbral», Lovecraft [O]).

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License