Mi Go
Migo

Los Mi-Go, vulgarmente conocidos como "Hongos de Yuggoth" son una raza alienígena. La frase "Mi-Go", es identificada como el término que utilizan las tribus montañosas del Nepal para describir al "Abominable Hombre de las Nieves" que repta entre el hielo y los picos de las cumbres del Himalaya. En el lenguaje tibetano, Mi-Go, es de hecho una palabra compuesta por "hombre que se mueve rápido", usada para describir a estas legendarias criaturas. Desde un punto de vista biológico, los Mi-Go son un cruce entre animales y hongos. Se comunican cambiando el color de su cabeza. Estas criaturas alienígenas pueden caminar o volar. Su cuerpo es tan altamente degradable que, al cabo de unas horas de su muerte, ya se ha desintegrado. No es posible fotografiarlos con éxito, pues al tomar una foto de uno no aparece en ella, como si no existiera. Esto es posible que se deba a que su piel desvíe de algún modo la luz o por su particular composición molecular no puede ser registrada sobre papel fotográfico. Pueden trasladarse por el espacio hacia Yuggoth, el planeta habitado más cercano por su raza.

Los Mi-Go son una raza muy avanzada. Su objetivo es colonizar planetas, difundiendo indirectamente el culto de los dioses a los que adoran, entre los que sobresalen Nyarlathotep y Shub-Niggurath. Los colonos Mi-Go se instalan permanentemente en los entornos seleccionados e intentan convencer a algunos de los nativos para que les ayuden a difundir sus ideologías y para que les faciliten la integración en el planeta. Se dice que esta especie expulsó a todos los Antiguos que se habían instalado en la zona boreal de la Tierra. Habitan las más remotas colinas de Vermont y otros lugares de Europa y Asia, extrayendo un tipo de mineral, vital para ellos y que no puede ser encontrado en otros lugares del cosmos. Si no son molestados dejan a los humanos en paz, pero cuando se sienten espiados pueden reaccionar violentamente.

Los Mi-Go son famosos por sus avanzadas técnicas quirúrgicas. Son capaces de extraer cerebros sin matarlos en el proceso y de conservarlos con vida dentro de en una especie de contenedores cilíndricos. Contenedores que luego pueden ser enviados al planeta Yuggoth o a cualquier otra parte del universo. Las mentes extraídas permanecen conscientes en todo momento; en ocasiones incluso se envían estos cerebros a que realicen misiones de reconocimiento, para luego llevar la información a los Mi-Go. Los Mi-Go saben introducirse mediante cirugía unos órganos que emulan el funcionamiento de las cuerdas vocales y que les permiten hablar lenguaje humano, aunque con un acento pausado y susurrante.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License