Mordiggian

El Dios de los Muertos. Aparece como una enorme vermiforme masa de muerte, tinieblas y corrupción. Sus ídolos parecen cuerpos putrefactos sin extremidades y sin ojos. Su forma exacta cambia como una fotografía sacada a intervalos de carne pudriéndose, y es difícil determinar porque, entre otras cosas, el Primigenio absorbe todo el calor y la luz de una habitación. Mordiggian es el Padre de los Gules, y es adorado por los más ancianos y poderosos de esa raza, así como por los necromantes que trafican con ellos. Se han cavado túneles de Gul desde lugares terrenales de enterramiento hasta la ciudad prisión de Mordiggian, Zu-Bha-Sair en las Tierras del Sueño. Mordiggian es la deidad funeraria del futuro continente de Zothique y es adorado en los templo-zigurat de Zul-Bha-Sair por sacerdotes con púrpuras togas funerarias y plateadas máscaras de calavera. Concede a sus aodradores más devotos la inmortalidad como Gules, pero le ofenden los intentos de resucitar a los muertos que son de su legítima propiedad. Se dice que Mordiggian es la mayor de las Semillas Informes de Tsathoggua. Cuando está en su avatar de el Gran Gul toma la forma de un sabueso alado similar a una esfinge, de apariencia odiosa y lasciva. Este es el espantoso símbolo del alma de la Secta Devoradora de Cadáveres de la inaccesible Leng, en Asia central. Quienes ofenden a la secta o a sus inmortales sacerdotes no muertos son cazados por su forma astral. Mordiggian es en lo que todos los demás Primigenios y otros dioses se transformarán al final de su vida consciente. Los consumirá e incorporará a todos, y entonces devorará el cadáver del mundo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License