Nefren-Ka
Image Unavailable

Nefrén-Ka, "El Faraón Negro" es uno de los principales avatares de Nyarlathotep, aunque en el pasado fue una entidad independiente. Nyarlathotep suele servirse de esta "máscara" para las misiones que requieren diplomacia o para captar acólitos. Nyarlathotep es adorado en este avatar por La Hermandad del Faraón Negro. Nefrén-Ka fue, supuestamente, el último faraón de la III Dinastía de Egipto. Fue quien introdujo en dicha nación el culto de los dioses con cabeza de animal y siempre destacó como hechicero. Nyarlathotep no tardó en interesarse en él y, convocándole en la ciudad de Irem, le propuso un sangriento pacto: Nefrén-Ka sacrificaría en su honor miles de víctimas y Nyarlathotep le daría un el don de la profecía. Así se hizo y Nyarlathotep le concedió el poder de ver el porvenir. Según la leyenda, cuando Nefrén-Ka sintió que su vida llegaba a su fin, se refugió en su propia cripta y allí pasó el poco tiempo que le quedaba anotando en sus paredes todo lo que deparaba el futuro del mundo. También dicen que el Faraón Negro fue enterrado en la Pirámide Encorvada de Dhasur, pero lo cierto es que no se han encontrado restos en el lugar. Parece ser que esto se debe a que, al fallecer, Nefrén-Ka se fundió con Nyarlathotep y pasó a ser uno de sus avatares. Cuentan que, años después, la reina Nitocris tuvo un hijo al que llamó Nefrén-Ka. Según algunos rumores, este podría ser la reencarnación del Faraón Negro y sería, por tanto, el propio Nyarlathotep en un nuevo avatar humano. Mucho tiempo después de su muerte, Nefrén-Ka se le apareció en una ocasión al faraón Akenatón para proponerle que retomara el culto de Nyarlathotep, pero Akenatón se negó y, además de ello, mandó borrar de todos los registros el nombre de Nefrén-Ka para que nadie recordara las atrocidades que este había cometido. Por ello, Nyarlathotep maldijo a Akenatón, causando el derrumbe de su imperio. Este avatar está especialmente activo en las Tierras del Sueño, en las que actúa como guardián de la ciudad de Kadath. Se dice que el Faraón Negro recibía el nombre de Nimrod Thotep. Es posible que esto se deba, o bien a que Nefrén-Ka se cambió el nombre para sentirse más cerca de Nyarlathotep, o bien a que existió otro personaje distinto con el mismo apodo. Sea como fuere, se deja claro que Nimrod Thotep también fue un avatar de Nyarlathotep.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License