Nyogtha
Image Unavailable

Nyogtha, el Que Habita en la Oscuridad. Tiene​ la apariencia de una enorme y amorfa masa de color negro azabache y de aspecto gelatinoso, que despide un nauseabundo aroma. Además, es capaz de crear a partir de su cuerpo toda clase de tentáculos y pseudópodos a voluntad propia. El origen de Nyogtha es asunto de debate. Algunos dicen que fue Ubbo-Sathla su progenitor, mientras que otros afirman que fue engendrado por Tsathoggua. Este ser recurrió a los Antiguos en tiempos muy remotos con el fin de que le ayudaran a desarrollarse por completo. Estos aceptaron bajo la esperanza de poder controlarlo, posiblemente para usarlo contra Cthulhu y sus seguidores pero, sin embargo, Nyogtha empezó a salirse de su control, con lo que lo encerraron con una barrera mágica en la caverna donde lo encontraron, situada en la actual Nueva Zelanda. Este cautiverio imposibilitaba también que se desarrollara por completo.

Ya en tiempos más actuales se le ha avistado en diversas partes del mundo, con lo que es posible que se haya liberado. Se tiene conocimiento de que tiene relación con el caso de una de las brujas ejecutadas en Salem, así como otros sucesos similares en el resto del mundo. Posteriormente, Friedrich Wilheim von Juntz durante sus viajes ingresaría a un culto de este dios en Transilvania, donde anotaría el hechizo para invocarle en su Unaussprechlichen Kulten. También es mencionado en el Necronomicón y en el libro Magia Verdadera junto con un hechizo para contactar con él.

Nyogtha habita a una gran profundidad, en el subsuelo posiblemente en las cavernas de Yoth, o tal vez en algún mundo oscuro alrededor de la estrella Arturo. Solo puede salir a la superficie mediante cavernas que le conduzcan al mundo superior. Tales aberturas se pueden encontrar en Siria, Rumania, Nueva Zelanda, Massachusetts, la Meseta de Leng y Tartaria. No obstante, lo más seguro es que existan muchas otras repartidas por el mundo que aún no se han descubierto. Nyogtha posee un culto muy escaso y poco activo. En su mayoría lo conforman seres relacionados con el mundo subterráneo, como Gules o Dholes posiblemente, desde las Tierras del Sueño. También algunos brujos y brujas le han buscado para conseguir poder a cambio de sacrificios. También le veneran unos seres llamados Semillas de Nyogtha. Sin embargo, apenas se sabe algo sobre cómo le adoran.

Solo se puede invocar a Nyogtha desde la entrada de una caverna que se conecte al complejo subterráneo donde habita. Al parecer, no es necesario ningún tipo de preparación, ni tener ningún objeto para esto; se desconoce qué tipo de peligro podría enfrentar el invocador al llamarle. Sin embargo, pese a su naturaleza, expulsar a Nyogtha es relativamente fácil. Para esto se puede pronunciar el Encantamiento de Vach-Viraj, usar el Elixir Tikkoun o usar un ankh y el primigenio volverá por la cueva de donde vino. Esto es debido a la relación que tienen estos objetos con la vida y la pureza. También es posible que otros hechizos y objetos con características similares funcionen contra él.

Según algunos, Nyogtha es un avatar de Nyarlathotep, ya que su epíteto "el Que Habita en la Oscuridad" es usado para referirse al Caos Reptante. Es de los pocos Primigenios que no fueron sellados por los Dioses Arquetípicos, ya que fueron los Antiguos quienes le pusieron en cautiverio. Es el único Primigenio conocido que es nativo de la Tierra. Cuando alguien dice que "se ha visto a Nyogtha en la Torre Negra de Leng", significa que ha sido visto en una alucinación.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License