Robert E. Howard
Robert

Robert Ervin Howard fue un escritor estadounidense, creador del sub-género de "Espada y Brujería" y es considerado, uno de los padres del género fantástico. Robert E. Howard perteneció al Círculo de Lovecraft, contribuyó con muchos relatos y además llegó a desarrollar con Howard Phillips Lovecraft una amistad muy sincera, su apodo dentro de este círculo era "Bob Dos Pistolas" debido a su amor por el western. Nació en Peaster, Texas, Estados Unidos, hijo de Isaac Mordecai Howard y Hester Jane Ervin Howard. Su familia vivió en varios lugares del sur, este y oeste de Texas, además del oeste de Oklahoma, antes de asentarse en pleno centro del estado, en Cross Plains en 1919. Muy enfermizo, se transformó en adicto al gimnasio y llegó a ser un joven fornido y apuesto, pero solitario, introvertido y huraño, de forma que apenas tuvo amigos, salvo los epistolares que hizo entre los escritores del círculo de Howard P. Lovecraft, autor con quien empezó a cartearse en 1924. Los temas que le interesaban y que se muestran en este epistolario son, sobre todo, los conflictos entre civilización y barbarie (con una preferencia nietzscheana por esta última), las teorías geológicas e históricas, la decadencia de las razas y la eugenesia.

Consagraba su tiempo a la lectura de libros de historia y llegó a acumular una erudición notable; empezó a escribir con quince años y a los dieciocho vendió su primer relato, La Lanza y La Espada (diciembre de 1932), a la revista de ficción popular y papel barato (pulp)Weird Tales, lugar donde se publicó la mayor parte de su obra. En 1934 ya era el principal autor de la revista, en diez de cuyos doce números publicó, llevándose la portada en cuatro ocasiones; con este éxito se hizo una novia, Novalyne Price, una maestra de Cross Plains, a pesar de la oposición de sus padres y empezó a hacer más realistas sus historias.

Pero en 1935 su novia le dejó por uno de sus escasos amigos y el editor de Weird Tales, que le debía 800 dólares, rechazó uno de sus relatos; su madre enfermó de tuberculosis y empezaron los problemas económicos no sólo para él, sino para todo el país, postrado en medio de la Gran Depresión; entonces escribió el que consideraba su mejor relato, Clavos Rojos, donde la barbarie desaparece y la civilización se destruye a sí misma en un relato protagonizado por Conan, a quien se disputan la pirata Valeria y la bruja Tascela en medio de una guerra civil que enfrenta a dos hermanos, presunta alegoría de la relación entre Howard, Novalyne Price, el amigo traidor y los padres del escritor. La crítica coincide en considerar este relato y Más allá del Río Negro como las mejores historias de Conan.

En estas revistas pulp, de precio asequible, Howard creó una pléyade de héroes de la narrativa de ficción, casi siempre bárbaros que llegaban a ser reyes como Kull de Atlantis o Conan el Cimmerio; Solomon Kane, un puritano inglés armado con un talismán vudú; aventureros pictos y celtas en la Britania romana; el detective Steve Harrison; el aventurero americano Kirby O´Donnell (que al más puro estilo Lawrence de Arabia corre aventuras por todo oriente); El Borak, también conocido como Francis Xavier Gordon, era un pistolero tejano de El Paso que llegó a Afganistán. Conocido en Asia por sus hazañas en ese continente; novelas del oeste estadounidense y un sinfín de géneros, incluido el erótico, que lo avergonzaba. El espacio en que se mueven estos personajes en realidad es un trasunto de las tierras fronterizas de Texas.

Su personaje más importante fue Conan, que el público descubrió en el relato El Fénix en La Espada, publicado por primera vez en diciembre de 1932. En el mismo año Howard también compuso el poema Cimmeria y escribió el ensayo La Edad Hiboria, aunque no fueron publicados en vida del autor. También se conservan numerosas sinopsis inacabadas de Conan, algunas de ellas publicadas en diferentes colecciones y ediciones, pero terminadas apócrifamente por otros autores. En vida de Howard sólo se publicaron dos relatos de Kull, en 1929. Otros nueve relatos, además de un poema, fueron editados por los sistematizadores de la obra de Howard.

Además creó a la guerrera Red Sonya de Rogatino (o Sonia la Roja). Howard escribió y publicó un solo relato sobre su personaje Red Sonya (La Sombra del Buitre). Red Sonya está históricamente situada en la primera mitad del siglo XVI y no comparte el mismo universo de ficción histórica que Solomon Kane, personaje situado en la primera mitad del siglo XVII. Aunque la mayoría de los aficionados la conocen de distinta manera a como la concibió Howard, dado que este personaje, originalmente escrito para un relato históricamente situado en el siglo XVI, fue incluido en el universo de los cómics de Conan de los años 70 por Roy Thomas y Barry Smith quienes recuperaron y substancialmente modificaron el personaje bajo el nombre de Red Sonja. Para los cómics la ortografía del nombre del personaje pasó a escribirse con «j» en vez de «y» aunque este cambio de ortografía no modifique la pronunciación del nombre. Thomas y Barry Smith sacaron a Sonya de su siglo XVI para transportarla al universo de cómic de Conan el Bárbaro.

Howard, además de los personajes de Mak Morn, Kane o Sonya, escribió otras ficciones históricas. Por ejemplo, su relato Las Puertas del Imperio involucra a un personaje ficticio con las luchas de Shirkuh, Shawar y Amalarico por el control de Egipto; el relato termina con una de las famosas batallas de Saladino en primavera de 1167. De su obra de horror, la más destacada puede ser el cuento Palomos del Infierno, en el que trata el tema de los zombies y la magia negra del sur de Estados Unidos.

Howard coincidió con otros autores de la época como Lovecraft (quien le otorgaría el apelativo amistoso de Two-Gun Bob, «Bob Dos Pistolas», en alusión a su origen texano) y Clark Ashton Smith, que influyeron de alguna manera en su obra en lo que vino en llamarse el «Círculo de Lovecraft». Así, los protagonistas de algunos relatos de Howard llegan a encontrarse con las criaturas ideadas por Lovecraft y viceversa.

Desde 1923 empezó a sentir fuertes depresiones y tuvo varios intentos de suicidio. Su madre, que se llevaba muy mal con su padre, fue con él sobreprotectora y la relación entre ellos se hizo muy estrecha. El 11 de junio de 1936, hacia las ocho de la mañana, después de que su madre entrara en coma debido a la tuberculosis, Howard se sentó en la parte delantera de su coche y se disparó en la cabeza con un Colt del calibre 38. Murió a las cuatro de ese mismo día y su madre falleció al día siguiente. Compartieron funeral el 14 de junio y ambos fueron enterrados en el cementerio de Greenleaf en Brownwood.

Sus obras se publicaron inicialmente en revistas pulp de la época tales como Weird Tales. En sus relatos y novelas Howard habla de mundos donde generalmente la mejor solución a los problemas es la violencia y donde a menudo el oro, las joyas y las mujeres hermosas son la recompensa del héroe.


Obras en los Mitos de Cthulhu



Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License