Ry Eh

Esta Primigenia es absolutamente desconocida por la humanidad, no se sabe de dónde procede ni dónde fue encarcelada por los Dioses Arquetípicos. Además, sus manifestaciones son las menos numerosas comparadas con el resto del panteón. Su forma es la de una masa pulsante de pus y órganos sumamente desagradable de contemplar. No obstante, puede crear ilusiones para asemejarse al objeto o ser más deseado por su víctima. Los Ojos de Ry’eh son un dibujo que únicamente se encuentra en la versión francesa del Necronomicón y ante los cuales una persona sumamente desesperada se ve atraído fijándose en ellos y concentrándose, acto seguido habrá de leer la invocación que los acompaña para que la Primigenia se manifieste en la forma deseada. Al concentrarse en lo que más desea, la víctima lo recibe. Se trata de la Primigenia que ha creado una ilusión casi perfecta de aquello anhelado por la víctima. Si decide tocar a la persona u objeto deseados, la ilusión ser romperá y el contacto con la sangre que rezuma de Ry’eh acabará con su vida pocos segundos después, probablemente habiendo enloquecido antes.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License