Severnford
Sever

Una comunidad en el Severn Valley, casi directamente al noroeste de Brichester, se describe como un lugar aburrido para visitar donde se conserva un grupo de edificios arcaicos, y tierra de embarque. Solo hay una ruta de autobús diaria desde Severnford a Brichester, que sale por la mañana; Si los visitantes lo pierden, caminar puede ser la única alternativa. Una atracción es el Inn at Severnford, una instalación en el centro de Severnford que se dice que es una de las más antiguas posadas en Inglaterra. Sin embargo, en 1958 se descubrió que estaba temporalmente cerrado al público, según informes debido a un vandalismo repetido.

Severnford tiene una iglesia anglicana que es conocida por tener una estatua de piedra que representa a un ángel sosteniendo un objeto grande en forma de estrella frente a un figura con forma de sapo. Hay una mansión en ruinas en las afueras de la ciudad, en la cima de la colina, una vez fue el hogar de Sir Gilbert Morley, un hechicero del Siglo XVIII que encarceló a Byatis en el sótano del castillo.

Tambien hay un pub en desuso en Severnford llamado The Riverside, utilizado como una especie de casa club por los cultistas. Aproximadamente a dos millas de la ciudad uno llega a un área de colinas cubiertas de hierba donde se encuentra la Planicie del Sonido. Este lugar en peculiar puede convertirse en una puerta de entrada a S’glhuo. El libro Witchcraft in England menciona a Severnford como uno de varios centros de actividad de brujería, al parecer el único lugar en el Severn Valley.

Más allá de Severnford hay un rio y en este se encuentran unas islas donde se encuentran las ruinas de un templo romano a una deidad sin nombre en el centro de la isla, el cual es lugar de un culto que adora a una deidad pre-romana de la naturaleza. En la época medieval se decia que brujas vivian en la isla. En el Siglo XVII un culto de brujas se reunió allí e invocó elementales de agua y no fue hasta 1790 que el culto se disolvió, pero los creyentes continuaron visitando el lugar. En el Siglo XIX, la isla fue asociada con una serie de asesinatos. Las víctimas, solo algunas de las cuales sobrevivieron a la terrible experiencia, continuaron con el culto a las brujas.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License