Vampiros Estelares
StarVampire

Los Vampiros Estelares son unos horrores amorfos carentes de rostro cuya única facción reconocible es su enorme y pavorosa boca, repleta de afilados colmillos. Su cuerpo está repleto de unos musculosos tentáculos lo suficientemente fuertes para aplastar a un hombre y acabados en unas ventosas que utiliza para drenar la sangre de sus víctimas. Suelen permanecer invisibles y solo toman consistencia una vez que ya se han alimentado.

Los Vampiros Estelares solo suelen pasarse por la Tierra si son convocados por un brujo mediante un hechizo que Ludvig Prinn dejó por escrito en el De Vermis Mysteriis. Si el que ha pronunciado el conjuro para convocar a esta criatura es lo suficientemente poderoso, el Vampiro Estelar, en vez de devorarlo, le jurará lealtad eterna y se convertirá en su protector invisible. Es por eso por lo que en el pasado se creía que los Vampiros Estelares eran un tipo de demonios familiares. Si un hechicero inexperto intentase convocar a un Vampiro Estelar y algo fallase, la criatura se presentaría ante él y lo mataría drenándole toda su sangre. Luego el ser regresaría al espacio, ya saciado, dejando tras de sí el cadáver de aquel que cometió la imprudencia de invocarle.

Al parecer, los Vampiros Estelares siempre anuncian su presencia soltando una monstruosa carcajada. Según cuentan, Ludvig Prinn vivió la última etapa de su vida "en una tumba prerromana, rodeado de sirvientes invisibles". Parece ser que dichos sirvientes no eran otra cosa que Vampiros Estelares. Lo más curioso es que, cuando Prinn fue arrestado, no se encontró a ninguno de ellos en su guarida, ya que por algún motivo le habían abandonado.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License