Yidhra

La Madre de la Oscuridad, el Sudario, la Bruja de los Sueños. Es una diosa exterior que ha sido descrita como la madre-tierra más hermosa, increíble y terrible, la cual es muy similar a Shub-Niggurath y está relacionado con el Magnum Tenebrosum. Ella tiene varios avatars como Yolanda y Madam Yi. Ella descendió sobre la Tierra cuando aparecieron los primeros microorganismos. Su única cualidad es la de adoptar la forma de las criaturas que devora, en cuyo caso puede transformarse en casi cualquier cosa que camina o respira sobre la faz de la Tierra. En el proceso llamado su forma y sus memorias, por lo que este ciclo de renacimiento la vuelve inmortal. Tiene habilidades telepáticas lo cual le otorga una conexión con sus servidores, y le permite proyectar ilusiones. El culto a Yidhra es uno de los más aberrantes del ciclo de Cthulhu. Se la adora en Laos, Birmania, Nuevo México y Texas. Los miembros del culto a Yidhra pueden ganarse su favor al fundirse con ella en un rito repulsivo. Ante sus devotos toma la forma de una dama hermosa, aunque los miembros superiores de su culto pueden verla en su forma real, por cierto, inimaginable. Sus servidores son los Que Reptan en el Desierto, Xothra y Y'hath, así como su culto, los Hijos de Yidhra. Su existencia se detalla en el libro Donde Yidhra Camina.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License